Previous Next
6

Se acabó la breve campaña electoral de la redundancia, del reciclaje, de la reiteración, del hartazgo, de la austeridad, del temor a un nuevo bloqueo, del cansancio, en la que lo único renovado han sido las expectativas demoscópicas. Los partidos políticos vivieron el tradicional cierre con actos comedidos, íntimos, incluso inexistentes. Poca parafernalia. Como durante la última semana.

Para este domingo la Aemet pronostica fuerte tramontana y cien por cien de probabilidad de lluvia durante casi todo el día. Ningún otro pronóstico se acerca a este porcentaje de fiabilidad. La primera incógnita a despejar será la participación, ante el severo riesgo de abstención mayúscula con efectos imprevisibles. Luego, en el caso específico de Menorca, están en juego el inquilino del Senado, con un PP de Jordi López al alza amenazando a la socialista Carme Garcia, y si Pau Morlà conserva la condición de diputado. Difícil se antoja que pueda haber otro menorquín en el Congreso, a tenor de las encuestas.

Precisamente PP y PSOE han sido con diferencia los más activos en la campaña electoral. Los socialistas este viernes velaron armas con un acto en un local de Ciutadella. «Tenemos más motivos que nunca para salir a votar y votar socialista», indicó el candidato Pau Morlà.

El PP apuró más la última jornada. Matinal en Ciutadella, con mesa informativa en Ses Voltes, y acto final en la Casa de Andalucía de Maó. Maite Torrent y Jordi López pusieron el acento en medidas planteadas por los populares como una ley ‘antiokupación’, políticas para facilitar acceso a viviendas a precio asequible, actualización de las pensiones en relación al IPC y garantías a la independencia del poder judicial.

Unidas Podemos cerró como abrió. Acto doméstico, esta vez en la sede de Esquerra de Menorca en Maó. Las candidatas compartieron un encuentro con debate incluido. No se han prodigado mucho durante la campaña, aunque sí algo más que Més per Menorca, que ha mantenido tan solo las constantes vitales y a base de reutilización de materiales. «El voto útil es aquel que se hace pensando en el futuro, no el que responde a aritméticas electorales», afirmó este viernes la candidata al Congreso Patricia Font.

Ciudadanos no cerró la campaña en la Isla con un acto específico, pero aseguran que sí hubo presencia menorquina en el gran acto de clausura que tuvo lugar en Barcelona. De Vox tampoco hubo noticia de fiesta final ni nada similar, como colofón a una campaña, en ambos casos, de poco movimiento.

Este sábado reflexión, el domingo paraguas y el lunes ya se verá.