Tragedia aérea en los Alpes

Lubitz fue tratado hace años por tendencias suicidas

La Fiscalía de Düsseldorf informó de que el copiloto del avión de Germanwings estuvo hace años, antes de conseguir su licencia, bajo tratamiento psicoterapéutico durante un largo periodo de tiempo

|

Valorar:
preload

Fotografía de Andreas Lubitz, copilto del vuelo 4U9525 de Germanwings, en una carrera durante el Aerportrace en Hamburgo (Alemania)

30-03-2015 | FOTO-TEAM-MUELLER

La Fiscalía de Düsseldorf informó hoy de que el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló la pasada semana en los Alpes franceses estuvo hace años, antes de conseguir su licencia, bajo tratamiento psicoterapéutico durante un largo periodo de tiempo por «tendencias suicidas».

«Posteriormente, y hasta el final, hubo más visitas médicas con prescripción de baja, sin que en ellas se constataran tendencias suicidas o agresivas», subrayó la Fiscalía en un comunicado.

Agregó que, de la documentación incautada en los domicilios del copiloto, Andreas Lubitz, no se desprende que éste tuviera «ninguna enfermedad física».

La Fiscalía continúa analizando la documentación incautada en la casa de Lubitz en Düsseldorf y en la que compartía con sus padres en la localidad de Montabaur.

Según explicó, siguen sin encontrarse pruebas que pudieran haber anunciado lo sucedido o un mensaje en que Lubitz asuma la autoría de la tragedia.

El copiloto estrelló presuntamente el avión de Germanwings (filial de bajo coste de Lufthansa) que cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf contra los Alpes en el sur de Francia, el pasado día 24, tras impedir el acceso a la cabina del comandante.

Un total de 150 personas, la mayoría españolas y alemanas, murieron en el siniestro.

Las investigaciones llevadas a cabo en el entorno familiar y personal del copiloto y en su lugar de trabajo tampoco han arrojado «indicios consistentes que ayuden a explicar los posibles motivos» de su actuación.

La Fiscalía de Düsseldorf, encargada de la investigación en Alemania, explicó que ha entrevistado a numerosos testigos del entorno personal y laboral de Lubitz y subrayó que «ni quiere ni puede» entrar en las especulaciones sobre cuáles pudieron ser los motivos que llevaron al copiloto a actuar como lo hizo.

«Las autoridades que llevan el caso deben ceñirse únicamente a los hechos», recalcó este organismo ante la sucesión de informaciones periodísticas sobre presuntas enfermedades de Lubitz.

El comunicado emitido hoy completa las informaciones facilitadas el pasado viernes por la Fiscalía de Düsseldorf, que avanzó entonces que entre los documentos incautados en las viviendas del copiloto había «bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos», ocultadas a su empresa.

No obstante, siguió sin precisar la enfermedad que podía padecer el copiloto, limitándose a constatar que fue tratado hace años por sus «tendencias suicidas».

La semana pasada, el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, informó de que Lubitz había interrumpido su formación durante meses, hace seis años.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

manumenorca
Hace más de 4 año

... La estrambótica iglesia considera pecado el suicidio, pues no cree que el ser humano sea dueño y señor de su cuerpo. Pero en éste caso queda claro que deberíamos haber instado a ese copiloto loco a ser él mismo y adelante con sus pulsiones. Nos habríamos ahorrado 149 muertes inocentes.

Valoración:1menosmas

He hecho un comentario
Hace más de 4 año

He hecho un comentario antes y todavía no me lo han publicado, sois muy malos, tenéis una censura muy cruel y despiadada, de todas maneras hasta que no cambiéis el celebro de los que mandan en este periódico no me subscribiré o es que no lo veis. La gente no tiene trabajo y se va de Menorca, que hacéis para que la gente, nuestros hijos universitarios tengan trabajo en Menorca, No hacéis nada.

Valoración:4menosmas

Pobre hombre y pobres los que murieron por causa
Hace más de 4 año

Pobre hombre y pobres los que murieron por causa de el. La depresión es un mal asunto, muy mal asunto. Los pacientes saben engañar a los médicos hasta que cometen el pecado de suicidarse, si lo hacen solos muy mal y si arrastras a 150 personas mucho peor. No puedo quitarme de la cabeza la cantante de opera, tan guapa con aquella voz y con su bebe de meses entre los brazos, estrellándose a 600 Km/hora. Que desastre. Que asesinato.

Valoración:1menosmas

Això no és Sildàvia
Hace más de 4 año

No cal donar-hi moltes voltes més ni cercar explicacions.... La conducta humana és moltes vegades imprevisible i inexplicable. Aquest individu no era un malalt, com ara sembla que ens el volen vendre: era un psicòpata: ni més ni menys. Un psicòpata de la pitjor classe com els que surten a les sèries de televisió. Cap de les seves circumstàncies personals ho justifiquen ni ho expliquen. Poc importa si va patir o no depressions, si tenia problemes de visió o problemes de relació personal. Si tots els qui tenen problemes de vista, amb la parella o algun desequilibri psíquic es dedicassin a assassinar 159 persones la població mundial es reduiria de cop. No estam parlant d'una conducta suïcida. Estam parlant d'algú que, premeditadament i freda, va assassinar 159 persones. Totes amb les seves vides i els seus problemes, però amb voluntat i ganes de viure i un futur que els fou robat per aquest individu egocèntric i sociopata.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1