Irlanda acepta en referéndum legalizar el matrimonio gay

Las primeras proyecciones indicaron ya que el apoyo al matrimonio homosexual se imponía en casi todas las circunscripciones de Dublín y en muchas de las de las zonas rurales.

|

Valorar:
preload
Una pareja se besa en el centro de Dublín.

Una pareja se besa en el centro de Dublín.

23-05-2015 | Reuters

Irlanda se ha convertido este sábado en el primer país del mundo que aprueba en referéndum la legalización de los matrimonios homosexuales con un claro resultado de 62,1 por ciento frente al 37,9 por ciento, según datos oficiales y definitivos del recuento.

Los datos oficiales dados a conocer este sábado indicaron que los votos en contra de la propuesta del Gobierno, de coalición entre conservadores y laboristas, para autorizar y dar categoría constitucional al matrimonio homosexual alcanzaron el 37,93 %.

La Comisión también informó de que la asistencia a las urnas fue del 60,52 %, la más alta desde el referéndum sobre la legalización del divorcio celebrado en 1995, después del cual se celebraron 20 plebiscitos más.

El electorado irlandés, de poco más de tres millones, también participó el viernes en otra consulta para decidir si se rebaja de los 35 años actuales a los 21 la edad mínima para ser presidente de la República, un cargo principalmente representativo.

El recuento de ese referéndum no ha concluido aún, pero los resultados provisionales apuntan a una victoria del «no» a la reforma de la legislación vigente, tal y como preveían las encuestas.

Al convertirse en el primer país del mundo que autoriza por voluntad popular el matrimonio entre parejas del mismo sexo, estas uniones están desde hoy reconocidas por el artículo 41 de la Carta Magna, lo que les concederá protección constitucional y les equiparará al matrimonio convencional.

Los detractores, entre los que figuran grupos antiabortistas, ultraconservadores y la Iglesia católica, sostienen que estas uniones atentan contra los valores de la familia tradicional y que modificarán radicalmente los procesos de adopción y de maternidad subrogada, al tiempo que erosionarán los derechos del menor.

La República de Irlanda ya promulgó en 2010 la ley de Relaciones Civiles que, por primera vez en este país, concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo, pero eludía calificar a esas uniones de «matrimonio».

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.