Trump despide al hijo de su asesor de seguridad por difundir noticias falsas que desembocaron en un tiroteo

| Washington |

Valorar:

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, ha despedido de su equipo de transición al hijo de su asesor de Seguridad Nacional, el general retirado Michael Flynn, por difundir información falsa que provocó un tiroteo en una pizzería de Washington este fin de semana.

Portavoces del equipo de transición informaron de que Flynn ha dejado de trabajar para Trump, mientras que fuentes próximas al presidente electo confirmaron a medios estadounidenses que detrás del despido está el mensaje sobre el incidente en la pizzería.

Flynn y su hijo, también llamado Michael, utilizaron las redes sociales durante la campaña electoral para difundir noticias falsas publicadas en portales de extrema derecha sobre presuntos delitos cometidos por Hillary Clinton, incluido una que vinculaba a los demócratas con una red de prostitución infantil.

Esa falsa noticia derivó el pasado domingo en un incidente en el que un hombre armado con un rifle abrió fuego en la famosa pizzería Comet de Washington porque quería investigar «por sí mismo» la presunta trama de prostitución infantil, de la que el restaurante servía como fachada.

Lejos de rectificar, el hijo de Flynn hizo evidente su afición por las falsas conspiraciones con el siguiente mensaje en las redes sociales: «Hasta que el #Pizzagate se demuestre falso, seguirá siendo noticia».

A Flynn, que actuaba como jefe de gabinete de su padre, la falsa conspiración le puede costar algo más que un puesto en el equipo de transición, ya que el The New York Times asegura que el joven iba a ocupar un cargo en el equipo del nuevo asesor de Seguridad Nacional en la Casa Blanca.

Las noticias falsas como la de que provocó el incidente en la pizzería eclipsaron a las reales en las redes sociales durante la campaña presidencial, hasta el punto de que Google, Facebook y Twitter han prometido poner freno en lo posible a su expansión.

Falsa conspiración

Cerca de las tres de la tarde de este domingo Edgar Maddison Welch irrumpió en la famosa pizzería Comet de Washington. Lo hizo con un fusil de asalto con el que abrió fuego y, según se ha averiguado después, quería investigar una presunta trama de prostitución infantil vinculada a Hillary Clinton.

Él no lo sabía, pero se trataba de una falsa conspiración alimentada en las redes sociales durante la campaña electoral.

La policía no tardó en acudir al lugar de los hechos, afortunadamente nadie resultó herido y Welch tan solo alcanzó a disparar sin mayores consecuencias, pero sin duda sembró el pánico en el corazón de la capital estadounidense.

Según relata el informe policial, el joven, de 28 años y originario de Salisbury (Carolina del Norte), entró por la puerta principal del restaurante y apuntó con el arma a uno de los empleados, que consiguió huir y llamar a los agentes del orden.

En ese momento, Welch comenzó a disparar dentro del establecimiento, aunque la policía cree que para entonces los clientes que estaban en su interior ya habían huido. Después de 45 minutos, tras ser rodeado por la policía, el sospechoso salió de la pizzería y se entregó con las manos en alto.

Además del fusil de asalto, las autoridades encontraron una pistola Colt calibre 38, una escopeta y un cuchillo: el joven se había armado hasta los dientes.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.