0

Al menos cinco personas murieron este domingo y otras 24 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado contra un puesto de seguridad cerca de la ciudad de Al Nayaf, en el sur de Irak, informó una fuente de seguridad.

Un grupo de hombres armados atacó un puesto de control de fuerzas de seguridad y, cuando los agentes trataron de repeler a los agresores, estos detonaron los cinturones explosivos que llevaban adosados a sus cuerpos.

La fuente explicó que los hombres armados viajaban en un vehículo moderno cuando perpetraron el ataque, que tuvo lugar en un puesto de control en el distrito de Al Qadesiya, 70 kilómetros al suroeste de Al Nayaf, ciudad santa para los chiíes, y a unos 240 kilómetros de Bagdad.

La fuente indicó que la cifra de víctimas mortales puede aumentar y aseguró que el ataque también provocó daños materiales en varios automóviles.

El ataque de momento no ha sido reivindicado por ningún grupo terrorista y se produjo un día después del doble atentado con bomba que causó al menos 28 muertos en Bagdad, cuya autoría fue asumida por la organización yihadista Estado Islámico (EI).

Al reivindicar ese ataque, el EI amenazó a los chiíes y advirtió que «las llamas de la batalla de Mosul les alcanzarán en Bagdad, Kerbala y Nayaf», estas dos últimas ciudades santuarios sagrados para los fieles de esta rama del islam.