Universidad de Jarkov, atacada este miércoles. | Reuters - OLEKSANDR LAPSHYN

Rusia y Ucrania se han citado este miércoles por la tarde para seguir negociando un posible alto el fuego, cuando se cumplen siete días del inicio del ataque de las tropas de Vladímir Putin sobre las principales ciudades ucranianas. La cita entre ambos países, cuyo emplazamiento todavía no ha trascendido, llega en un día especialmente duro para el país presidido por Volodímir Zelenski, ya que en las últimas horas los bombardeos y el avance de las tropas se han recrudecido sobre las ciudades de Kiev, Járkov, Jersón y Mariúpol. La segunda ronda de negociaciones se produce en plena escalada bélica, cuarenta y ocho horas después de un primer contacto sin éxito, y con dudas por parte de Rusia de si los ucranianos se presentarán.

«Hoy, en la segunda mitad del día, por la tarde, nuestra delegación estará en el lugar (de la reunión), esperando a los negociadores ucranianos», dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa telefónica diaria. Peskov evitó revelar donde puede tener lugar la reunión, cuya primera ronda se celebró el pasado 28 de febrero en la frontera bielorruso-ucraniana. El representante del Kremlin no pudo confirmar si la parte ucraniana había dado su visto bueno a las negociaciones de hoy, pero aseguró que Rusia espera «que vengan».

«Nuestros (delegados) estarán preparados para sentarse a la mesa hoy mismo», insistió. El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, dijo en una entrevista a la cadena CNN que lo primero «es dejar de luchar» porque, de lo contrario, se estará «perdiendo el tiempo». La lucha, lejos de abandonarse, se ha endurecido y las tropas rusas dicen haberse hecho con el control de la segunda ciudad clave de Ucrania.

Noticias relacionadas

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, evitó confirmar que la segunda ronda de las negociaciones con Rusia se vaya a celebrar este mismo miércoles, tal y como sugirió previamente Moscú. «De momento no se sabe cuándo se van a celebrar nuevas negociaciones», dijo Kuleba en un mensaje de vídeo difundido en Facebook.

Peskov señaló que el equipo ruso lo volverá a encabezar Vladímir Medinski, asesor presidencial y exministro de Cultura ruso. Medinski dijo tras la primera ronda de las conversaciones que la segunda reunión entre las partes podría celebrarse en la frontera polaco-bielorrusa, sin revelar el lugar exacto. El asesor de la oficina presidencial de Ucrania, Majaíl Podolyak, señaló tras la primera reunión que durante las conversaciones para discutir asuntos relacionados con un alto el fuego en Ucrania y el cese de hostilidades «las partes han esbozado unos temas prioritarios sobre los que se vislumbran ciertos avances».

Para tratar de ayudar en la negociación, China se ha postulado como mediador en las últimas horas, aunque no han querido revelar qué papel podría jugar Pekín como mediador para alcanzar un alto el fuego.

Las autoridades de Bielorrusia han informado este miércoles de que están ultimando los preparativos para la segunda ronda de conversaciones entre Ucrania y Rusia, que está prevista para esta tarde. Anantoly Glaz, portavoz del Ministerio de Exteriores, ha confirmado la información y ha señalado que Minsk está «preparado para hacer todo lo posible por organizar estas reuniones en cualquier momento», según informaciones de la agencia de noticias Interfax. «Se están llevando a cabo los preparativos finales. Bielorrusia está lista para cualquier cambio de planes. Pero lo más importante, las delegaciones deben llegar a algún tipo de acuerdo», ha manifestado.