Dieciséis días después de que empezara el conflicto en Ucrania, las tropas rusas se acercan a la frontera del país con Polonia. Según ha informado el alcalde de la ciudad de Lutsk, Igor Polischuk, varias explosiones se escucharon durante la madrugada de este viernes en esta población muy cerca de la frontera. Tiempo después, el Ministerio de Defensa ruso ha confirmado ataques a bases aéreas en esta ciudad y en Ivano-Frankivsk. Además, desde el ministerio han dicho que los ataques a estas instalaciones han sido ejecutados con armas «de largo alcance» y «alta precisión» y que ambas bases «han quedado fuera de servicio», sin dar más detalles, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias TASS. Asimismo, han informado que ha sido alcanzada la ciudad de Dnipro en el centro-este del país.

Noticias relacionadas

La noche no ha sido fácil en Lutsk, donde su alcalde ha pedido a la población que acudir rápidamente a los refugios. «Explosiones cerca del aeródromo. ¡Todos al refugio!», dijo a través de Facebook el alcalde, que pidió a los vecinos que no publicaran fotos, ni direcciones, ni establecieran coordenadas, en lo que podría ser el primer ataque ruso contra esta ciudad, en la región de Volonia, cerca de la frontera con Polonia y vecina también de Leópolis.

Según fuentes de la cadena ucraniana ICTV, el objetivo del ataque pudo haber sido el aeródromo de la ciudad y una fábrica cercana. La cadena ICTV informó además de tres ataques aéreos en Dnipro, en el centro sur del país. Según esta cadena de televisión, los proyectiles cayeron cerca de un jardín de infancia, en un edificio de apartamentos y en una fábrica de zapatos. Esta es la primera vez que estas dos ciudades sufren ataques desde que hace dieciséis días comenzó la invasión rusa de Ucrania.