El senador socialista Álvaro Elizalde (izq.) le pone la banda presidencial al mandatario electo Gabriel Boric, en el Congreso Nacional hoy en Valparaiso (Chile). El progresista Gabriel Boric asumió este viernes la Presidencia de Chile en una solemne ceremonia en la ciudad costera de Valparaíso a la que acudieron parlamentarios de todos los partidos y un nutrida representación de jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo. En el Salón de Honor del Senado, el nuevo presidente de la cámara, el socialista Álvaro Elizalde, le impuso la banda presidencial a Boric, que con apenas 36 años y un mes se convierte en el mandatario más joven de la historia del país. | Alberto Valdés

El progresista Gabriel Boric asumió este viernes la Presidencia de Chile en una solemne ceremonia en la ciudad costera de Valparaíso a la que acudieron parlamentarios de todos los partidos y un nutrida representación de jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo. En el Salón de Honor del Senado, el nuevo presidente de la cámara, el socialista Álvaro Elizalde, le impuso la banda presidencial a Boric, que con apenas 36 años y un mes se convierte en el mandatario más joven de la historia del país. Con una enorme sonrisa, que le acompañó desde que entró en la sala de honor y una emoción que no pudo contener, el líder progresista subió al estrado donde recibió un abrazo de su predecesor, saludó a los militares y representantes allí presentes y prestó juramento sin corbata.

«Ante el pueblo y los pueblos de Chile, sí, prometo», dijo Boric, en un gesto más de hombre procedente de la localidad austral de Magallanes, concienciado con la diversidad étnica y nacional e indígena de Chile. Después, Boric firmó las distintas actas protocolarias y recibió de manos del presidente saliente, Sebastián Piñera, la piocha (estrella) de O'Higgins, símbolo del poder en Chile, que le prendió en una banda presidencial que Boric encargó coser a un sindicato de costureras salido del estallido social, las protestas populares que en 2019 incendiaron el país. La banda le fue impuesta por el nuevo presidente del Senado, el socialista Álvaro Elizalde, que fue elegido apenas una hora antes de la ceremonia tras una agria discusión en la cámara.

Gabriel Boric is sworn in as Chilean president, in Valparaiso

Antes de la ceremonia, a la que Boric llegó de la mano de su pareja, Irina Karamanos, -ambos visiblemente llenos de emoción- el ya presidente de la República se tomó la fotografía oficial en el palacio de Cerro Castillo, una ocasión igualmente llena de símbolos en favor de sus líneas maestras de acción: ecologismo, feminismo, economía social y diversidad. Antes de abandonar la sala y recorrer la calles de Valparaíso en coche descubierto rumbo a Viña del Mar, los nuevos ministros prometieron y jugaron su cargo en el Congreso ante la constante sonrisa de Boric, con la responsable de la cartera de Interior, la médica de 35 años Izkia Siches, como la primera y la primera mujer en ostentar este cargo. Esta tarde está previsto que Boric, al que hoy acompañaron una decena de jefes de Estado, incluido el rey de España, Felipe VI, regrese a Santiago y dirija sus primeras palabras como presidente al pueblo chileno desde uno de los balcones del Palacio de la Moneda.