Ejército alemán detenido por el lodo sin fin en el óblast de Kursk en la primavera de 1942. | Wikipedia

1

En el trascurso de una guerra influyen muchos factores, uno de ellos es la meteorología. La 'raspútitsa' o también conocida como «época de las malas rutas» es un fenómeno que se produce en Ucrania, Bielorrusia y parte de Rusia dos veces al año, y podría frenar el avance de los rusos. Este fenómeno se produce cuando llegan las grandes lluvias en otoño y cuando empieza el deshielo tras el invierno, normalmente en algún momento de marzo.

Según la previsiones de los expertos, este año la 'raspútitsa' podría empezar la próxima semana. La previsiones meteorológicas apuntan a que durante los próximos días las temperaturas empezarán a subir y la nieve desaparecerá, el hielo poco a poco se derretirá y muchos caminos se convertirán en un lodazal de barro. El terreno en estas condiciones impedirá que la maquinaria militar pesada puede seguir por el camino y las tropas tendrán que ir andando. Por tanto, los vehículos tendrán que circular únicamente por las carreteras asfaltadas.

Este fenómeno suele durar alrededor de una mes, hasta que el barro desaparece. Según el analista militar ucraniano, Mykola Beleskov, «ya se están produciendo muchas situaciones en las que los carros de combate rusos y otros vehículos intentaron pasar campo a través y quedaron bloqueados. Los soldados se vieron obligados a abandonarlos y seguir a pie. Ese problema se va a agravar».

En la historia de los conflictos bélicos, la 'raspútitsa' desempeñó un papel crucial durante las diferentes guerras en Rusia, particularmente en la Segunda Guerra Mundial donde la Blitzkrieg fue casi detenida por el lodo, haciendo los tanques más poderosos prácticamente inutilizables.