Esta será la segunda vez que Biden asistirá presencialmente a una cumbre de líderes de la OTAN. | SARAH SILBIGER

La Casa Blanca confirmó este martes que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, viajará la semana que viene a Bruselas en el contexto de su respuesta a la invasión rusa de Ucrania, y no descartó que pueda hacer otras paradas en Europa. Biden participará el jueves 24 de marzo en una cumbre extraordinaria recién convocada por la OTAN y también se unirá a otra cumbre de la Unión Europea (UE) que ya estaba prevista, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en su rueda de prensa diaria. Psaki hizo el anuncio poco después de que la OTAN y fuentes comunitarias adelantaran desde Bruselas el plan de Biden de visitar la capital belga y participar en esas cumbres. Durante la cumbre de la OTAN, Biden «reafirmará el férreo compromiso» de EE.UU. con sus aliados de la organización y abordará «los esfuerzos de disuasión y defensa para responder al ataque injustificado y no provocado de Rusia a Ucrania», explicó la portavoz.

Biden también se unirá a la cumbre de la UE para evaluar los «esfuerzos transatlánticos para imponer costes económicos a Rusia, proporcionar apoyo humanitario a los afectados por la violencia y hacer frente a otros desafíos relacionados con el conflicto», agregó. Preguntada por si podría haber más paradas en otros países de Europa, la portavoz respondió que todavía se están decidiendo los detalles del viaje del presidente, y que por ahora no tenía más información que compartir. Según medios estadounidenses, la Casa Blanca se ha planteado también una posible parada en Polonia, país que visitó la semana pasada la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, que también fue a Rumanía. Psaki afirmó que la Casa Blanca está interesada en «el aspecto de la crisis de refugiados» que se está produciendo en el este de Europa como consecuencia de la guerra en Ucrania, pero insistió en que no tenía más detalles que aportar por ahora.

Esta será la segunda vez que Biden asistirá presencialmente a una cumbre de líderes de la OTAN en Bruselas, tras la celebrada el 14 de junio pasado y a la que llegó después de asistir a otra cumbre del G7 en Cornualles (suroeste de Inglaterra) del 11 al 13 del mismo mes. Biden, que hizo escala en Bruselas entonces en el marco de su primera gira por Europa como presidente de Estados Unidos, también asistió entonces a una cumbre UE-EE.UU.