La negociación entre Rusia y Ucrania para tratar de frenar la guerra ha registrado este miércoles un avance. | STRINGER

Ucrania y Rusia elaboran un plan para poner fin a la guerra. Ambas partes se han mostrado más optimistas en las últimas negociaciones que se han llevado a cabo este miércoles y se ha elaborado un primer plan para poner fin a la guerra que constaría de 15 puntos, según recoge el Financial Times. Una de las claves de este acuerdo sería el estatus de neutralidad de Kiev, es decir, que el país se comprometa a no entrar en la OTAN y una limitación de sus fuerzas armadas a cambio de un alto al fuego. Estos avances en el diálogo se producen en medio de un escenario en el que siguen los bombardeos y ataques en varias ciudades ucranianas.

El ministro ruso Lavrov, ha apuntado en la televisión rusa rusa RBC que ambos países están ahora más cerca de llegar a acuerdos. «Me guío por las evaluaciones de nuestros negociadores. Dicen que las negociaciones no son fáciles por razones obvias. Sin embargo, hay esperanzas de alcanzar a un compromiso», ha señalado Lavrov. También ha añadido que siguen quedando otras cuestiones importantes por debatir, como el uso de la lengua rusa en Ucrania y la «libertad de expresión».

Noticias relacionadas

Según fuentes del Kremlim citadas por France Presse, Suecia y Austria, podrían ser el modelo de neutralidad que busca Moscú. «Esta opción realmente se está discutiendo ahora y es una que puede considerarse neutral», ha asegurado este miércoles el secretario de comunicación de Putin, Dmitry Peskov. En esta línea, el ministro ruso, Lavrov, ha asegurado que «hay una serie de formulaciones de los acuerdos con Ucrania sobre el estatuto de neutralidad y las garantías de seguridad que han estado a punto de lograrse», sin embargo, también ha lamentado que su homólogo ucraniano, Dimitro Kuleba, «no presentó nuevas ideas» durante el contacto trilateral celebrado la semana pasada en Turquía.

El principal asesor de la Presidencia ucraniana, Mijailo Podoliak, ha rechazado asumir el modelo sueco o austriaco. «Ucrania está en un estado de guerra directa con Rusia. Por tanto, sólo puede haber un modelo ucraniano», ha asegurado en redes sociales. Asimismo, ha reclamado «garantías de seguridad» por escrito, «verificadas legalmente», para Ucrania, de tal manera que todos los firmantes dejen claro cuáles es su papel y que «no se quedarán al margen» en caso de nuevos ataques.

Mientras siguen las negociaciones, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, apuntó en la noche del martes que los encuentros seguirán en los próximos días y que «las posiciones en las negociaciones suenan más realistas». «Ha quedado claro que Ucrania no es miembro de la OTAN. Lo entendemos. Somos gente comprensiva. Durante años hemos escuchado que las puertas estaban supuestamente abiertas, pero ya hemos visto que no podemos entrar», se resignó el presidente ucraniano. Este miércoles, Zelenski pidió «ayuda para poner fin a este terror» en una intervención por videoconferencia ante el Congreso de Estados Unidos.

El apunte

Putin y Zelenski

Rusia ha insistido en que está dispuesta a que se celebre una cumbre entre Vladimir Putin y Volodimir Zelenski, según ha informado Efe. «Nuestro presidente ha declarado en repetidas ocasiones que no impide que se celebre una reunión de este tipo. Sin embargo, estas reuniones no deben ser sólo por reunirse. Hay que llegar a algún acuerdo», afirmó el ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. El ministro turco, Mevlut Cavusoglu, ha mostrado la predisposición de su país de organizar una cumbre entre Putin y Zelenski.