Densa humareda tras los bombardeos cerca del aeropuerto de Leópolis. | KAI PFAFFENBACH

Los rusos bombardearon ayer    las inmediaciones de la ciudad occidental ucraniana de Leópolis lanzando seis misiles de crucero desde un submarino ubicado en el Mar Negro, según un informe militar que recoge la agencia local Interfax-Ukraine. El informe indica que «según datos preliminares, seis misiles de crucero, posiblemente X-555, fueron disparados desde un submarino en el Mar Negro». Dos de esos misiles de fabricación rusa, con un alcance máximo de 3.000 kilómetros, fueron destruidos en el aire por las fuerzas antiaéreas del comando occidental ucraniano, dice el informe, que precisa que los proyectiles rusos impactaron cerca del aeropuerto de Leópolis.

Precisamente, horas antes el alcalde de Leópolis, Andriy Sadovy, informó de que el Ejército ruso había bombardeado la pasada noche los alrededores del aeropuerto de esta ciudad, que se ha convertido en el punto de paso que usan la mayoría de los ucranianos que huyen hacia la Unión Europea entrando por Polonia. «Los misiles Rashist impactaron en el área cercana al aeropuerto de Leópolis», subrayó Sadovy, en su cuenta de Telegram. «Varios misiles alcanzaron la planta de reparación de aeronaves. Sus edificios fueron destruidos por los impactos (de los misiles). El trabajo en esta planta se había detenido con anterioridad, por lo que no hay víctimas», agregó. Al parecer, la zona atacada no es el corazón del aeropuerto, pero los bombardeos dañaron los edificios anexos a las instalaciones aeroportuarias, agregó el primer edil.

Instrucciones

Sadovy dijo que se está estudiando lo ocurrido y aconsejó a la población que siga las instrucciones de las autoridades locales y se protejan tras oír las alarmas aéreas. Además, les pide que no publiquen fotos de las zonas atacadas. Por otra parte, al menos dos personas murieron y seis resultaron heridas en los nuevos bombardeos nocturnos llevados a cabo por el Ejército ruso en las localidades de Severodonetsk y Rubizhne, en la región de Lugansk, en la parte oriental de Ucrania. Los ataques afectaron a más de una veintena de edificaciones en esas poblaciones y destruyeron importantes infraestructuras, según la jefatura de la administración regional de Lugansk, informó la agencia Interfax-Ukraine.

«Más de 20 edificios de apartamentos e instalaciones de infraestructura fueron destruidos en Severodonetsk y Rubizhne (Lugansk) debido a los bombardeos», dijo Serhiy Haidai, jefe de la administración estatal de esa región, cuya autoproclamada independencia fue reconocida por Rusia. El responsable regional también confirmó la muerte de dos personas y que seis resultaron heridas. El bombardeo nocturno se reanudó por la mañana, precisó. Además, «la artillería y los sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple del ejército ruso apuntaron a civiles en Severodonetsk y Rubizhne durante la tarde y la noche del 17 al 18 de marzo «, dijo, por su parte, el servicio de prensa de la Administración Estatal Regional, cita la agencia local ucraniana.

Al menos una persona murióo y otras 19 resultaron heridas, incluidos varios niños, en un nuevo bombardeo ruso con cohetes sobre Kiev, informó el alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, en su cuenta de Telegram. Los bombardeos afectaron, según el alcalde de Kiev, a una zona residencial de la capital ucraniana, Podil, donde resultaron prácticamente destruidos una guardería y también un centro escolar.