Habitantes en la ciudad vieja de Saná, capital de Yemen. | Efe

Las autoridades de Reino Unido ha desvelado este jueves una incautación de armamento enviado por Irán a los huthis en Yemen, incluidos misiles tierra-aire, y ha destacado que la operación, la primera de este tipo por parte de Londres, fue llevada a cabo entre enero y febrero de este año. El Ministerio de Defensa británico ha señalado en un comunicado que el buque 'HMS Montrose' interceptó una embarcación que transportaba las armas tras localizar a pequeñas barcas frente a las costas de Irán, al tiempo que ha detallado que el destructor estadounidense 'USS Gridley' apoyó los esfuerzos con un helicóptero para ayudar en tareas de supervisión.

«Reino Unido está comprometido con el Derecho Internacional, ya sea haciendo frente a una agresión en Europa o impidiendo el envío ilegal de armas que perpetúa la inestabilidad en Oriente Próximo», ha dicho el ministro de Fuerzas Armadas británico, James Heappey. «Reino Unido seguirá trabajando en apoyo a una paz duradera en Yemen y está comprometido con la seguridad marítima internacional para que los buques comerciales puedan transitar de forma segura y sin amenazas», ha explicado.

Las armas incautadas fueron trasladadas a Reino Unido para «análisis técnicos» que revelaron que entre ellas había componentes para misiles con un alcance de mil kilómetros utilizado por los huthis para llevar a cabo ataques contra Arabia Saudí, que encabeza una coalición militar que respalda a las autoridades reconocidas internacionalmente.

La guerra en Yemen enfrenta a las fuerzas leales a las autoridades reconocidas internacionalmente y a los huthis, respaldados por Irán, que controlan Saná y zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses pese a los esfuerzos internacionales de mediación, en una guerra que ha provocado la que es la mayor crisis humanitaria mundial.