Shinzo Abe, de 67 años, estaba participando en un acto electoral de su partido | Reuters

El ex primer ministro japonés Shinzo Abe ha muerto este viernes tras ser alcanzado por disparos en un atentado perpetrado durante un acto electoral en Nara (oeste de Japón), según ha informado este viernes el Partido Liberal Democrático (PLD), al que pertenecía. El hombre detenido en el mismo lugar de los hechos ha confesado el crimen.

Alrededor de las 11.30 horas, Abe, de 67 años, estaba participando en el acto electoral de su partido para las elecciones al Parlamento del próximo 10 de julio en la estación Kintetsu Yamato-Saidaiji, cuando un hombre de 41 años le ha disparado dos veces con una escopeta, impactando al menos una de las balas en al espalda del ex primer ministro nipón, ha informado la cadena NHK. Tras los disparos, el exmandatario se ha desplomado al suelo y ha sido trasladado de urgencia al hospital mas cercano en helicóptero.

En el camino al centro médico, Abe ha entrado en parada cardiorrespiratoria, según ha detallado el departamento de bomberos de Nara. Sin embargo, a pesar de los ingentes esfuerzos médicos, el exprimer ministro japonés ha acabado falleciendo.

La Policía japonesa ha detenido a un hombre de 41 años, acusado de intento de asesinato, y le ha confiscado el arma. El sospechoso habría disparado al ex primer ministro con una escopeta de construcción casera. Hasta el momento no ha trascendido el motivo del ataque, según 'Yomiuri Shimbun'. Al acto había acudido varios centenares de personas que luego han sido testigos del intento de asesinato. El público presente ha iniciado a gritar de conmoción tras el disparo y ha pedido asistencia de personal médico para el ex primer ministro, tal y como recoge un vídeo difundido por un usuario en Twitter que se encontraba presente.

Shinzo Abe

Abe ocupó el cargo entre septiembre de 2006 y septiembre de 2007 y posteriormente entre diciembre de 2012 y septiembre de 2020. En este último caso, presentó su dimisión por problemas de salud. Así, se convirtió en el primer ministro que más tiempo ha estado en el cargo, tras superar, precisamente, el récord que hasta ahora ostentaba su tío abuelo Eisaku Sato, en el cargo entre noviembre de 1964 y julio de 1972. El antiguo mandatario no poseía ya ningún alto cargo oficial en el Gobierno ni en su partido, aunque mantenía su escaño de parlamentario, lideraba la principal facción dentro del PLD y, según los mentideros políticos, manejaba a su antojo los hilos de la formación conservadora.

GEORGE W. BUSH JUNTO A SHINZO ABE EN LA CUMBRE DEL G-8 ( SIETE GRANDES MAS RUSIA).
Shinzo Abe en la cumbre del G-8 de 2007 con George W. Bush.

En los últimos meses, volvió a acaparar titulares y a poner a su «protegido» Kishida en apuros con declaraciones en las que apuntaba a una intervención militar japonesa en caso de invasión china de Taiwán, o en las que se mostraba partidario de que Japón albergara armas nucleares de Estados Unidos. Y es que Abe dejó la jefatura del Gobierno japonés sin haber podido alcanzar su prioridad política, la de ampliar las competencias nacionales de Defensa, para lo cual sería necesario una reforma constitucional que hasta ahora no ha contado con suficiente respaldo político ni ciudadano. Esta posible reforma es de hecho uno de los temas clave de las elecciones parciales a la Cámara Alta del Parlamento japonés que se celebran este domingo.

El detenido

El detenido por el atentado, Yamagami Tetsuya, es un hombre desempleado de 41 años y exmiembro de las Fuerzas Marítimas de Autodefensa (Ejército nipón), quien se encontraba «insatisfecho» con el exmandatario por lo que «se dirigió a matarlo», según dijeron fuentes policiales a los medios locales. Según la policía de la ciudad de Nara, el hombre ha confesado en la tarde de este viernes el asesinato.

Política en la sangre

Nacido el 21 de septiembre de 1954 en Tokio, aunque criado en la prefectura de Yamaguchi, la región del sudoeste japonés en la que se asentaba el clan samurái del que desciende su familia, Abe llevaba la política en las venas. Su abuelo materno fue el imperialista primer ministro Nobusuke Kishi, encarcelado durante tres años como criminal de guerra tras la Segunda Guerra Mundial, aunque luego exculpado y elegido primer ministro de 1957 y 1960. Su padre, Shintaro Abe, fue ministro de Asuntos Exteriores en los gobiernos de Yasuhiro Nakasone en los años ochenta. Otra figura que marcó su trayectoria fue la de su tío abuelo y Nobel de la Paz Eisaku Sato, uno de los jefes del Ejecutivo más duraderos del país (1964-1972), y al que Abe superó al encadenar mandatos entre diciembre de 2012 y septiembre de 2020.