Artillería ucraniana en su acoso a las posiciones rusas en la región de Jersón. | Reuters

Más de 30.000 soldados rusos se han retirado al sur del río Dniéper, que divide la región ucraniana de Jersón, según informó el Ministerio de Defensa de Rusia. Como consecuencia, el Ejército ucraniano está entrando en la capital homónima sin que haya informaciones de que las tropas rusas, que posiblemente todavía tratan de escapar de la localidad, estén prestando combate. El servicio de inteligencia militar ucraniano (HUR) instó a los soldados rusos que todavía permanezcan en Jersón a rendirse, en un mensaje en su cuenta de Telegram en el que informó de que las fuerzas ucranianas están penetrando en la ciudad y todas las vías de escape están dentro del rango de alcance de sus armas.

El HUR afirmó que la vida y seguridad de los rusos que se rindan serán garantizadas conforme a las convenciones de Ginebra, mientras que los efectivos que ofrezcan resistencia serán «aniquilados». Imágenes y vídeos muestran a residentes de Jersón congregándose en la plaza central con banderas ucranianas a la espera de la llegada de las tropas de Kiev, mientras gritan consignas como «Gloria a Ucrania» y «Gloria a las ZSU» (las fuerzas armadas).

Un miembro del consejo municipal de Jersón, Sergiy Hlan, indicó en una comparecencia ante la prensa que en varios edificios de la ciudad las banderas ucranianas fueron izadas por integrantes del movimiento de resistencia local ante la ocupación rusa. Advirtió que «un número significativo» de solados rusos todavía no han conseguido cruzar el río Dniéper y escapar de la ciudad. «Se cambian de ropa, tiran sus uniformes militares y tratan de esconderse en ropajes civiles, es probable que estén preparando actos de provocación en la ciudad de Jersón», dijo el político. Dos fuentes locales que prefirieron permanecer en el anonimato confirmaronque en el día de ayer fueron avistados efectivamente soldados rusos vestidos de civil.

Ukrainian soldiers from the 28th brigade advance towards Kherson
Soldados ucranianos de la brigada 28 en su avance hacia Jersón. Foto: Reuters.
Noticias relacionadas

Por su parte, el Ejército ruso ha comunicado el traslado a la margen izquierda unas 5.000 piezas y equipos militares ante el avance del Ejército ucraniano, que asegura haber retomado el control sobre la capital regional. En lo que supone la tercera operación de retirada rusa en los dos últimos meses en el sur y este de Ucrania, el comunicado castrense subraya que sus tropas no han dejado nada atrás, ni siquiera los automóviles y equipos que requieren reparación. El Estado Mayor ucraniano estima en unos 40.000 los soldados rusos que debían abandonar el norte de Jersón, región anexionada por Moscú hace apenas mes y medio.

Rusia aduce la superioridad numérica enemiga para justificar el repliegue, además de la necesidad de enviar parte de ese contingente a otras partes del frente, sea el Donbás o la región de Zaporiyia. El comandante de las fuerzas rusas que combaten en Ucrania, Serguéi Surovikin, anunció este miércoles la retirada del norte de Jersón, considerada la mayor derrota sufrida por Moscú desde el inicio de la campaña militar en febrero.

La retirada ha sido apoyada por figuras muy críticas con la estrategia del Ejército en Ucrania como el líder checheno, Ramzán Kadírov, pero ha sido mal recibida por expertos cercanos al Kremlin que pronosticaron graves consecuencias políticas. «La rendición de Jersón es la mayor derrota geopolítica de Rusia desde la desintegración de la Unión Soviética», dijo Serguéi Márkov, antiguo asesor del presidente ruso, Vladímir Putin.

El apunte

Un sello conmemorativo

Ukrposhta, el servicio postal nacional de Ucrania, lanzará un nuevo sello dedicado a la «ciudad heroica» de Jersón, informó este viernes el director general de los correos ucranianos, Ihor Smilianskyi. «Este es el primer sello postal dedicado a la ciudad heroica, tras el cual aparecerán sin duda otras ciudades heroicas» afirmó en un mensaje en Telegram citado por Ukrainska Pravda. Smilianksyi informó del lanzamiento de este nuevo sello antes incluso del anuncio oficial de la liberación de Jersón.