Un agente de rescate frente a un edificio residencial dañado tras un ataque con misiles rusos contra un edificio residencial en Nikolaev. | Europa Press

Las autoridades ucranianas han asegurado que han «liberado» en los últimos días 179 localidades en el sur del país, tras la reciente retirada de las tropas rusas de los territorios. «Desde el comienzo de la semana, nuestras unidades en el margen derecho del (río) Dniéper han desocupado 179 localidades que cubren más de 4.500 kilómetros cuadrados», ha informado Vladislav Nazarov, portavoz del comando del sur, en declaraciones recogidas por Unian.

Nazarov ha explicado que el enemigo «no deja de bombardear las posiciones de las unidades de las Fuerzas Armadas y las comunidades adyacentes». «Los ocupantes continúan atacando infraestructura crítica, bienes civiles y los territorios de la región de retaguardia», ha detallado el portavoz.

Ante el éxito de las contraofensivas ucranianas, los rusos se retiraron la semana pasada de la capital de Jersón y de otros lugares de la orilla occidental del Dnipro. Los observadores internacionales califican este hecho, según recoge la agencia DPA, como una de las mayores derrotas del Ejército ruso en la guerra que dura ya más de ocho meses y medio.

Asimismo, el presidente Volodímir Zelenski ha informado este domingo de la muerte de un zapador que trabajaba en el desminado de la región de Jersón, recientemente arrebatada a las fuerzas rusas por el Ejército ucraniano. Otras cuatro personas han resultado heridas por la explosión, ha explicado Zelenski en su habitual mensaje nocturno difundido en redes sociales.

«Por favor, no os olvidéis de que la situación en la región de Jersón sigue siendo muy peligrosa. En primer lugar, hay minas. Desgraciadamente uno de nuestros zapadores ha muerto y cuatro más han resultado heridos cuando quitaban minas», ha indicado, al tiempo que ha pedido avisar a las autoridades en cuanto se detecte un objeto sospechoso.

Zelenski ha destacado que trabajan ya para restablecer los servicios básicos en los 226 núcleos de población de Jersón, en los que viven más de 100.000 personas. «Estamos recuperando las comunicaciones, Internet, la televisión. Estamos haciendo todo lo posible para recuperar la electricidad y el suministro de agua. Vamos a restablecer el servicio de ambulancias y la medicina. Por supuesto recuperaremos la labor de las autoridades, de la policía, de algunas empresas privadas. Nuestra presencia se sentirá. Se sentirá que hay vida», ha destacado.