El ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius. | CLEMENS BILAN

El nuevo ministro de Defensa de Alemania, Boris Pistorius, ha hecho este jueves un llamamiento a reforzar las Fuerzas Armadas tras tomar posesión este jueves y sustituye así a Christine Lambrecht, que anuncio el lunes su dimisión tras verse envuelta en varias polémicas, en medio del debate sobre si Berlín debe enviar a Ucrania carros de combate más modernos. «Alemania no es parte en la guerra (en Ucrania). No obstante, esta guerra nos afecta», ha dicho, antes de añadir que la importancia de la seguridad es diferente a la de hace un año. «Por eso se trata de hacer fuerte a la Bundeswehr (las Fuerzas Armadas alemanas), ahora y rápidamente. Se trata de disuasión, eficacia y capacidad operativa», ha argumentado.

Así, ha destacado que Berlín debe seguir apoyando a Ucrania, también con la entrega de material militar, al tiempo que ha destacado que «aún queda por delante la mayor parte» del cambio en el entorno de seguridad provocado por la guerra en Ucrania, tal y como ha recogido la agencia alemana de noticias DPA.

En este sentido, ha manifestado que las Fuerzas Armadas alemanas fueron descuidadas a menudo en las últimas décadas y ha destacado que las tropas necesitan ahora apoyo. A su vez, ha pedido que se apoye su trabajo. «Necesito a todas las personas. Necesito el apoyo de todos. Y también lo exigiré», ha argumentado. Por último, ha hecho hincapié en que la Bundeswehr tiene un papel clave que desempeñar en estos tiempos de cambio en cuanto a la seguridad. «Será mi tarea, y pondré toda mi energía en ello, para garantizar que la Bundeswehr pueda cumplir esta misión, en interés de Alemania, en interés de la OTAN y en interés de la población», ha zanjado.

Las palabras de Pistorius, hasta ahora era ministro del Interior del estado de Baja Sajonia, han llegado después de que el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, le haya entregado en su residencia el correspondiente certificado de nombramiento. Por su parte, Lambrecht ha recibido durante la jornada su certificado de destitución. Steinmeier ha deseado suerte a Pistorius y ha recalcado que asume el puesto en el periodo más peligroso para Alemania en mucho tiempo. «Para todos los retos que se avecinan y las reformas necesarias, ahora se necesita mantener la cabeza fría, nervios de acero, fuerza en el liderazgo, comunicación clara y experiencia política», ha dicho.

El canciller alemán, Olaf Scholz, elogió el martes a Pistorius, al que describió como «un político excepcional». «Pistorius es un político extremadamente experimentado, con probada experiencia administrativa, que lleva años ocupándose de la política de seguridad», sostuvo. Tras el estallido de la guerra en Ucrania en febrero de 2021, Scholz anunció un programa de reinversión masiva de 100.000 millones de euros para las fuerzas armadas.

De esta forma, corresponderá a Pistorius llevar adelante estos planes, así como abordar la delicada cuestión de las entregas de armas a Ucrania. Berlín hace frente a una creciente presión de Kiev y sus aliados para que envíe carros de combate para reforzar las capacidades del Ejército ucraniano para hacer frente a la invasión desatada el 24 de febrero de 2022 por orden del presidente ruso, Vladimir Putin.