Morawiecki, ha confirmado este lunes que su Gobierno solicitará formalmente a Alemania permiso para enviar a Ucrania tanques Leopard. | Efe

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, ha confirmado este lunes que su Gobierno solicitará formalmente a Alemania permiso para enviar a Ucrania tanques Leopard, un día después de que la ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, abriese la puerta a esta entrega. Los tanques que Varsovia ofrece a Kiev son de fabricación alemana, por lo que teóricamente es necesario que Berlín apruebe el envío. Ante el recelo de Alemania a esta exportación a un tercer país, el Gobierno polaco llegó a amenazar con emprender acciones por su cuenta. «No nos han hecho la pregunta hasta el momento, pero si nos la hacen, no vamos a oponernos», declaró Baerbock el domingo, en una entrevista con la televisión francesa LCI al ser interrogada por qué ocurriría si Polonia entregara carros de combate Leopard a Ucrania.

Morawiecki ha recogido el guante este lunes para confirmar que presentará una petición formal, si bien quedaría por aclarar la fecha de la solicitud y cuándo terminaría de concretarse la entrega final de los tanques a las Fuerzas Armadas ucranianas. «Ciertamente vamos a mandar los tanques, estaremos en contacto con el Gobierno alemán para esto», ha afirmado el ministro de Exteriores polaco, Zbigniew Rau, en declaraciones tras la reunión con sus colegas europeos en Bruselas. En este sentido, ha lamentado que las acciones de Berlín «pueden ser más dinámicas y firmes» para autorizar la reexportación de este tipo de sistemas militares y, sin querer poner plazos, ha insistido en que Varsovia facilitará sus tanques a Kiev y ya mantiene contactos con otros países europeos para forjar esta alianza militar.

Por su parte, el presidente de Letonia, Egils Levits, ha pedido al cancillern alemán, Olaf Scholz, que acelere los procesos para enviar cuanto antes este tipo de vehículos a Ucrania. «Hay que hacer todo lo necesario», ha enfatizado durante una entrevista en la radio pública alemana. Levits ha señalado que con el envío de los Leopard al campo de batalla no solo se reforzará las capacidades de combate de la parte ucraniana, sino además «la seguridad de Europa en su conjunta», recordando además que se trata de una demanda que cuenta con el visto bueno de casi la totalidad del continente. En ese sentido, Levits ha cuestionado las dudas planteadas por Scholz para retrasar los permisos de entregar y ha lamentado que ello va en detrimento de Ucrania, un país sometido a «fuertes presiones» al que no se debería negar estos tanques, «Si un país no coopera, por supuesto que es un problema», ha dicho.