Esta versión totalmente eléctrica se fabrica en Gante, Bélgica.

Volvo ha iniciado en la fábrica de Gante (Bélgica) la producción del C40 Recharge, su último modelo eléctrico puro. El C40 Recharge es el segundo modelo totalmente eléctrico de Volvo Cars y el más reciente de una serie de nuevos vehículos eléctricos puros que se lanzarán al mercado durante los próximos años.

La compañía está aumentando notablemente la capacidad de producción de vehículos eléctricos de su fábrica de Gante (hasta los 135.000 vehículos al año) y ya prevé que en 2022 más de la mitad de la producción corresponderá a vehículos eléctricos puros.

«El C40 Recharge es un vehículo que representa nuestro futuro», ha comentado Javier Varela, vicepresidente primero de operaciones industriales y calidad de Volvo Cars.

«Las operaciones de fabricación y una estrecha colaboración con nuestros proveedores son clave para lograr nuestros objetivos de electrificación y neutralidad climática. La fábrica de Gante está preparada para un futuro totalmente eléctrico y será un elemento fundamental dentro de nuestra red industrial global durante los próximos años», añadió.