Mercedes amplia su gama eléctrica con este nuevo SUV desarrollado sobre la base de la berlina EQE. | Mercedes-Benz

Las proporciones del nuevo Mercedes Benz EQE SUV combinan la funcionalidad y la estética con el carácter deportivo de un todo camino manteniendo los voladizos y la estructura delantera compacta. Las ruedas en dimensiones de 19 a 22 pulgadas están colocadas a ras del exterior y dan una postura dominante al vehículo. El concepto dimensional con el parabrisas plano, el recorrido del techo y los bajos de la carrocería, con sus numerosos detalles aerodinámicos desempeñan un papel fundamental para conseguir un valor Cx desde 0,25.

INTERIOR Y EQUIPAMIENTO

l habitáculo del EQE SUV se basa en la gran plataforma eléctrica de Mercedes-EQ, lo que acompaña de una digitalización consecuente de todo el interior del vehículo. Buen ejemplo de ello es la pantalla opcional MBUX Hyperscreen que implementa esta visión a la perfección.

El equipamiento general de serie del EQE SUV incluye, entre otros, Attention Assist, el asistente de frenado activo, el detector activo de cambio de carril, el paquete de aparcamiento con cámara de marcha atrás y el indicador de velocidad límite. El estado y la actividad de los sistemas se muestran en una vista de pantalla completa en el monitor de asistencia y en el del conductor. El paquete de asistencia y el paquete de asistencia a la conducción Plus ofrecen otras opciones.

También está disponible la revolucionaria tecnología de faros Digital Light que hace posible implementar funciones innovadoras, como la proyección de líneas auxiliares o símbolos de advertencia sobre la calzada. Otro equipamiento destacado es el Energizing Air Control Plus que limpia el aire exterior entrante con su altísimo nivel de filtración; diversos sistemas de confort denominados Redes de comodidad energizante y un equipo de sonido de alta calidad que incluye entre otros sistemas el formato de sonido Dolby Atmos.

El nivel de seguridad pasiva sigue siendo especialmente alto en este nuevo modelo. Al igual que todos los demás automóviles de Mercedes-Benz, el EQE SUV cuenta con un compartimento de pasajeros rígido, zonas especiales de deformación controlada y modernos sistemas de retención. La versión europea del EQE SUV puede detectar si los asientos traseros están realmente ocupados.

MOTORES

En cuanto a las mecánica, el nuevo Mercedes Benz EQE SUV se ofrece con una potente gama de motores. El primero es el EQE 350+ con tracción trasera que desarrolla una potencia de 288 CV y dispone de una cifra par de 565 Nm. Le sigue el EQE 350 4Matic de tracción integral con 288 CV de potencia y un par de 765 Nm. El más potente es el EQE 500 4Matic de tracción integral que rinde 402 CV y dispone de un par de 858 Nm. En función del equipamiento y la configuración del vehículo, las versiones europeas alcanzan una autonomía de hasta 590 km según el ciclo WLTP. La batería de iones de litio incorporada consta de diez módulos con una tensión del sistema de 400 V. Además, en algunos casos, el innovador software de gestión misma desarrollado internamente puede mantenerse actualizado mediante actualizaciones vía radio (Over the Air, OTA). Más adelante llegarán versiones AMG todavía mucho más potentes.

El EQE SUV tiene una sofisticada arquitectura térmica con una bomba de calor de serie. Esto hace que el sistema funcione de forma muy eficiente: El calor residual del accionamiento eléctrico (inversor y motor eléctrico) y de la batería de alto voltaje puede utilizarse para calentar el interior. De ese modo disminuye en gran medida la demanda de corriente eléctrica de la batería para la calefacción, y aumenta en consecuencia la autonomía.