El nuevo Z4 gana en agresividad con la incorporación de serie del paquete M Sport en las versiones básicas de 4 cilindros. | UWE FISCHER

La última versión del emblemático biplaza descapotable de la firma bávara incorpora una serie de actualizaciones de detalles de diseño, una amplia gama de equipamiento de serie y nuevos elementos opcionales.

El diseño exterior del BMW Z4 llama la atención por su renovado frontal, son las grandes tomas de aire, los faros LED dispuestos verticalmente en los bordes exteriores, los ‘riñones’ con nueva estructura interna horizontal y el largo capó, que se extiende sobre los pasos de rueda. Los elementos exteriores del paquete M Sport, que ahora también se incluyen de serie en los modelos de cuatro cilindros, desempeñan un papel especialmente importante. La autenticidad deportiva del modelo queda reflejada en las superficies claras de los flancos del coche, los grandes respiradores de aire situados detrás de los pasos de rueda delanteros, el alerón integrado en la tapa del maletero, los delgados faros traseros en forma de L y el llamativo elemento difusor en el faldón trasero y los finales del escape.

La clásica capota de tela del roadster es de accionamiento eléctrico y también puede abrirse o cerrarse con solo pulsar un botón mientras el coche se desplaza a velocidades de hasta 50 km/h.

Equipamiento

Entre las novedades del equipamiento de serie se encuentran las llantas de aleación ligera M de 18 pulgadas en diseño de radios dobles que montan neumáticos 225/45 R18 en el eje delantero y 255/40 R18 en el trasero, aunque opcionalmente se encuentran las llantas de aleación ligera M en formato de 19 pulgadas diseñadas exclusivamente para el BMW Z4. Así mismo, la gama de acabados de pintura exterior ha sido cuidadosamente revisada añadiendo nuevas variantes de gran expresividad.

Interior

El habitáculo está liderado por una disposición del puesto de conducción centrada en el conductor con asientos deportivos con reposacabezas integrados, líneas claras orientadas hacia delante y la limitación de las superficies decorativas a un número reducido de zonas.

La calefacción de los asientos, el deflector de viento, el espacio de almacenamiento ampliado, el sistema de carga transversal, el control de distancia de aparcamiento con sensores en la parte delantera y trasera, el espejo retrovisor de oscurecimiento automático y el climatizador automático de dos zonas se incluyen de serie en todas las variantes del modelo.

Motores

En cuanto a las mecánicas, el nuevo BMW Z4 ofrece como tope de gama un motor de seis cilindros en línea con tecnología M TwinPower Turbo de 3,0 litros y 340 CV que desarrolla un par máximo de 500 Nm e impulsa al BMW Z4 M40i de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos.

Completan la gama que montan el BMW Z4 sDrive 30i y el BMW Z4 sDrive20i. El primero genera una potencia máxima de 258 CV y un par máximo de 400 Nm, lo que permite acelerar de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y, el segundo, con una potencia máxima de 197 CV y un par máximo de 320 Nm, acelera de 0 a 100 km/h en 6,6 segundos.

Todas las variantes de motor de la gama equipan la caja de cambios Steptronic Sport de ocho velocidades. El cambio Steptronic Sport incluye levas de cambio en el volante y una función Launch Control para optimizar la tracción al salir.

Seguridad

El BMW Z4 ofrece una serie de sistemas de asistencia al conductor de última generación para mejorar los niveles de confort y seguridad. Dentro de este equipamiento se incluyen dispositivos como el Aviso de Colisión Frontal con intervención de los frenos, el Aviso de Salida de Carril con retorno al carril y la función de Información de Límite de Velocidad con indicador de prohibición de adelantamiento. Con carácter opcional el modelo puede incorporar el Control de Crucero Activo con función Stop&Go, el Aviso de Cambio de Carril, el Aviso de Colisión Trasera, el Aviso de Tráfico Cruzado, el Asistente de Aparcamiento y la Cámara de Asistencia a la Marcha Atrás y el BMW Head-Up Display, que proyecta la información sobre la conducción en el parabrisas.