El ministro de Defensa judío culpa a Hamas del conflicto

Los tanques israelíes esperan la orden de invasión de Gaza

El Gobierno hebreo ultima el ataque terrestre a la Franja palestina y siguen los bombardeos, que durante tres días han causado al menos 345 muertos

Valorar:
Cerco. Los tanques estrechan el cerco a la zona palestina a la espera de una orden para atacar

Cerco. Los tanques estrechan el cerco a la zona palestina a la espera de una orden para atacar

Otr-press Gaza
Mientras en Gaza, los palestinos lloran la muerte de al menos 345 personas después de tres días de ataques, al otro lado de la frontera, en Israel se ultima ya una temida ofensiva terrestre para la que han desplegado sus tanques y bulldozeres pesados. El ejército hebreo ha creado una 'zona militar cerrada' en torno a las fronteras con Gaza a la que no puede acceder nadie. Se alega la protección de la población y evitar represalias sobre los periodistas pero hay quien cree que el objetivo es que el asalto se desarrolle sin testigos.

Mientras se espera el ataque por tierra, los helicópteros israelíes continúaron este lunes bombardeando Gaza por tercer día, con ataques dirigidos a todas aquellas infraestructuras relacionadas con Hamás, entre ellos el Ministerio del Interior, pero también contra mezquitas bajo el argumento de que sirven de improvisados polvorines y contra los tuneles que enlazan la franja con Egipto, causando al menos medio centenar de víctimas hasta dejar el balance mortal a última hora en 345 fallecidos. Ayer, en su intervención en el Parlamento, el ministro de defensa israelí, Ehud Barak, quiso dejar claro que la población civil no es el objetivo de su Ejército y culpó a Hamas de todo lo que está sucediendo en este conflicto. Por su parte, el Movimiento de Resistencia negó hoy la posibilidad de un acuerdo de alto al fuego.

La Franja de Gaza está completamente cerrada para ciudadanos y periodistas. Sólo el Ejército israelí puede acceder a la frontera, que desde la tarde del domingo es un continuo ir y venir de artillería. Los temibles tanques Merkava y excavadoras pesadas que abrirían el paso hacia el territorio controlado por Hamas, esperan la orden de las autoridades mientras el Consejo de Ministros aprobó ayer el llamamiento a filas de más de 6.500 reservistas que participarán en esta posible ofensiva terrestre contra Gaza.

Mientras en el otro lado de la frontera continúan los bombardeos y aumenta el número de víctimas a causa de los ataques. Los helicópteros israelíes no han parado desde el pasado 27 de diciembre de bombardear territorio palestino. En este caso, sus principales objetivos, según explicó la ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, son los edificios en los que opera Hamas. En una entrevista ofrecida a la cadena norteamericana NBC, Livni calificó la operación que se está llevando a cabo como exitosa ya que, la intención de su gobierno es cambiar la realidad en el territorio dominado por el grupo radical, algo que podría conseguirse tras esta situación.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.