La luz, el gas, el butano y la gasolina subirán en julio por el alza del IVA. Las empresas eléctricas, gasistas, petroleras y los gasolineros repercutirán enteramente sobre el consumidor la subida del IVA sobre los precios de todos estos servicios. En algunos casos, lo harán porque se trata de una tarifa regulada cuya composición final la fija la Administración, y en otros porque los escasos márgenes minoristas les impiden absorber el incremento.

En el sector eléctrico, la subida del IVA del 16 al 18 por ciento tendrá efecto en la revisión en julio de la Tarifa de Ultimo Recurso (TUR), que ya recibe un impuesto sobre la electricidad. En el caso de las comercializadoras en el mercado libre, ninguna ha anunciado que asumirá el incremento para mejorar su grado de competencia, según las fuentes consultadas.

En octubre del año pasado, el Gobierno descartó la posibilidad de que la tarifa de luz quedara gravada con un IVA reducido, como había reivindicado el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Cerca del 28 por ciento de la TUR se dedica a impuestos.

Por otro lado, el director general de la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados del Petróleo (Aogip), José Luis Blanco, explicó que tanto en el gas butano como en el GLP canalizado, la subida se repercutirá "absolutamente" por tener precios regulados, y recordó que serán hasta el 18 por ciento, ya que estos productos, tras las imposiciones de Bruselas en su momento, dejaron de disfrutar de IVA reducido.

"Se repercutirá enteramente, porque además ya estamos perdiendo dinero en la comercialización de butano", afirmó Blanco, que calculó que con el precio actual de la bombona, el incremento rondará los 20 céntimos. Sólo "en el caso del gas a granel y del autogás, donde los precios están liberalizados y hay competencia, algunos repercutirán y otros no", añadió.

Para el responsable de la Aogip, la subida del IVA "no es una medida adecuada" porque "cualquier cosa que sea subir los precios siempre vendrá acompañado de la tendencia a consumir menos". Aun así, afirmó "entender" los motivos que conducen al Gobierno a aplicar el incremento.

El secretario general de la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles (Aevecar), Víctor García Nebreda, aseguró que los gasolineros "no tienen márgenes" para asumir la subida del tributo, por lo que "se repercutirá el 18 por ciento sobre el consumidor" como ocurre con cualquier subida de

Impuestos
Las gasolineras trabajan con márgenes de entre el 4 por ciento y el 4,5 por ciento, con lo que no tienen capacidad para asumir el incremento en dos puntos del impuesto sobre el valor añadido, explicó García Nebreda, que pronosticó que la medida tendrá "coste sobre el consumo".

LAS GASOLINAS, 3,4 CENTIMOS MAS CARAS
Fuentes de la Asociación Española de Operadores Petrolíferos (AOP) rechazaron hacer comentarios sobre cómo se asumirá la subida. Según explicaron, como asociación sectorial no pueden prever las decisiones de negocio de las empresas, pero explicaron que, con la subida del IVA y con la de 2,9 céntimos por litro del impuesto especial aplicada el año pasado, las gasolinas se encarecerán en total en 3,4 céntimos por litro.
Los carburantes tienen un tercer impuesto, que es el impuesto por venta minorista, y de su precio final el 49,8 por ciento corresponde a gravámenes en el caso del gasóleo, frente al 55 por ciento en el de las gasolinas.

AOP indica que la subida del IVA "no ayudará al consumo", que ya se encuentra "castigado por la crisis económica y, sobre todo, por la caída en la producción industrial". Pese a que la demanda de combustibles suele ser inelástica y suele resistir a subidas de precios, AOP recuerda que el consumo sí se está viendo mermado por el descenso en la renta disponible de familias y empresas.