La Guardia Civil prohíbe utilizar pelotas de goma en Ceuta y Melilla

La directriz pretende que no se empleen como material antidisturbios estos elementos cerca de los inmigrantes para disuadir a los que intentan saltar las vallas

| Madrid |

Valorar:
Soldados del Ejército montan tiendas para albergar a los inmigrantes que saltan la valla de Melilla.

Soldados del Ejército montan tiendas para albergar a los inmigrantes que saltan la valla de Melilla.

Efe

El Ministerio del Interior confirmó ayer que la Dirección General de la Guardia Civil ha emitido una instrucción verbal para prohibir a los agentes el uso de pelotas de goma para disuadir los intentos de entrada de inmigrantes por los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla.

La directriz, que ayer adelantó el diario El Mundo, pretende que no se empleen como material antidisturbios pelotas de goma cerca de los inmigrantes para disuadir a los que intentan saltar las vallas de las ciudades autónomas, al tiempo que permite que se sigan usando cartuchos de fogueo.

Antes de reunirse con la secretaria de Estado para la lucha contra la Trata de Personas y el Crimen Organizado en el Reino Unido, Karen Bradley, el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, aseguró que se trata de un criterio «estrictamente operativo».
«La Guardia Civil busca los medios más proporcionados con los que actuar», añadió a los periodistas Martínez antes de reiterar que los medios disuasorios se adaptan «a las necesidades de cada momento» y las «distintas formas de entrada».

Y apostilló: «Si la Guardia Civil ha considerado que no es eficaz desde el punto de vista operativo y que no consigue el fin perseguido la utilización de pelotas y que en cambio sí lo consiguen dentro de la enorme dificultad de este tarea otros medios como los cartuchos de proyección es un criterio que hay que respetar».

La prohibición del uso de pelotas de goma se produce tras la muerte de quince subsaharianos el día 6 cuando trataban de llegar a nado a Ceuta y coincide con las últimas entradas masivas de inmigrantes en Melilla -anteayer mismo más de un centenar-, una presión migratoria que Martínez  califica de «enorme». De todas formas, dijo que si bien muchos inmigrantes consiguen entran en territorio español es «infinitamente mayor el número de los que son disuadidos y rechazados».

Por ello, el número dos del Ministerio del Interior destacó que la labor de la Guardia Civil «merece todo nuestro respaldo, apoyo y felicitación».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.