El PP prefiere limitar el aforamiento de los políticos en vez de eliminarlo como planteó Gallardón

Quiere además evitar la «discrecionalidad» del Gobierno al conceder indultos y buscará el acuerdo para reformar la elección de alcaldes

|

Valorar:

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha  asegurado que su partido apuesta por acotar la protección que supone  el aforamiento para los políticos, en lugar de eliminar esta figura y  limitar su aplicación a una veintena de personalidades, como ha  propuesto el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

En rueda de prensa en la sede nacional de su partido, Cospedal ha  asegurado que su partido cree que se debe proteger la capacidad de  actuación y la libertad de expresión de los políticos, como diputados  y senadores, en el ejercicio exclusivamente de su cargo y que a ello  se debería limitar el aforamiento. Lo mismo para jueces y fiscales,  que deben verse protegidos para expresarse en autos y sentencias, ha  dicho. «Este tema hay que plantearlo sin demagogia, con tranquilidad,  no respondiendo a una cuestión puntual y del momento», ha asegurado.

De esta manera, los 'populares' apuestan por una regulación legal  que haría innecesaria la reforma de la Constitución y los Estatutos  de Autonomía, a lo que obligaría la propuesta lanzada por Gallardón  en entrevista con El País. «Entendemos que lo justo y apropiado para  una democracia con un sistema parlamentario es un acotamiento del  aforamiento, que ha sido muy amplio en España», ha dicho Cospedal.

Indultos según el papel

La dirigente nacional ha asegurado que en breve su partido se  citará con el resto del arco parlamentario para llevar un paquete de  medidas de regeneración democrática y que incluirá este asunto, pero  también otros. Por ejemplo, la regulación del indulto para evitar la  discrecionalidad del Gobierno, que éste se tenga que guiar «por el  papel», por informes que le obliguen a decidir.

«Este tema no se ha tocado prácticamente nunca y queremos darle  una mayor regulación. Que no sea una actitud tan discrecional de los  gobiernos», ha dicho.

También los 'populares' quieren facilitar la presentación de  iniciativas legislativas populares, como medida para acercar la  democracia a los ciudadanos, ha dicho. Todas las medidas formarán  parte de un «planteamiento global» del PP.

El acuerdo, posible
El 'paquete' incluye la discutida reforma de la ley electoral para  que el alcalde más votado sea el que gobierne. Las formas legales son  varias, como la segunda vuelta para los candidatos con más apoyos, y  Cospedal ha asegurado que su partido está abierto a debatirlas  todas.

La secretaria general del PP ha insistido en que su partido quiere  el acuerdo, que buscará el diálogo con todos los grupos  parlamentarios y en especial, con el PSOE, y que no está tan segura  de que el nuevo secretario general socialista, Pedro Sánchez, rechace  de plano esta reforma. «Le he oído otras declraciones en las que  mostraba su disposición a hablar», ha dicho. «No voy a cerrar la  puerta por una frase», ha añadido.

Tal y como precisó el domingo el presidente del Gobierno, Mariano  Rajoy, la negociación no debería prolongarse más allá de dos meses,  ha asegurado Cospedal, porque se acercan las citas electorales de  2015.

Sí ha dejado claro que las conversaciones tendrán lugar con los  grupos parlamentarios y no con formaciones como Podemos, aunque las  últimas encuestas le den un crecimiento electoral hasta situarla como  tercera fuerza política. «La democracia se manifiesta a través de los  representantes en el parlamento; si no, también nos cargamos la  democracia española», ha dicho.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.