Administradores del Banco Madrid piden el concurso voluntario de acreedores

Los nuevos administradores de Banco Madrid, designados por el Banco de España, han solicitado el concurso voluntario de acreedores de la entidad, debido al «fuerte deterioro sufrido en la situación económica-financiera de Banco Madrid SAU en los últimos días»

|

Valorar:

Los nuevos administradores de Banco Madrid, designados por el Banco de España, han solicitado el concurso voluntario de acreedores de la entidad, debido al «fuerte deterioro sufrido en la situación económica-financiera de Banco Madrid SAU en los últimos días».

En una nota remitida hoy, el banco explica que esta situación se ha producido «tras conocerse la decisión adoptada por la Financial Crisis Enforcement Network (FinCEN)» estadounidense de considerar a su matriz, Banca Privada d'Andorra (BPA), presuntamente relacionada con el blanqueo de capitales.

«Las importantes retiradas de fondos de clientes derivadas de las circunstancias anteriores, que ha tenido que atender la entidad en los últimos días, han afectado a su capacidad para hacer frente al cumplimiento puntual de sus obligaciones», explica la nota.

«La solicitud de concurso permite asegurar un igual trato de los depositantes de la entidad y del resto de sus acreedores», añade.

En otra nota, el Banco de España precisa que los administradores han creído lo más acertado solicitar el citado concurso voluntario y suspender la operativa ordinaria de la entidad, «mientras se pronuncie el juez que tenga que conocer el procedimiento».

El Banco de España recuerda, asimismo, que los depósitos de los clientes de Banco de Madrid, S.A., están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito hasta un máximo de 100.000 euros por titular, garantía que se hará efectiva «lo antes posible» una vez se cumplan los trámites pertinentes.

El pasado martes, 10 de marzo, el Instituto Nacional de Finanzas (INAF), el regulador financiero de Andorra, intervino BPA, entidad que está siendo investigada por el Gobierno de los Estados Unidos por canalizar presuntamente fondos del crimen organizado.

Ese día, el Banco de España acordaba también intervenir el Banco Madrid, filial de BPA, cuyo consejo de administración dimitía esa misma noche en bloque para «facilitar la actuación interventora».

Dos días más tarde, el regulador bursátil de Panamá daba a conocer que también se intervenía la filial panameña de este banco para proteger los intereses de los depositantes.

En medio de este revuelo financiero, el pasado viernes se producía la detención del consejero delegado de BPA, Joan Pau Miquel, la mano derecha y hombre de confianza de los propietarios de la entidad, los hermanos Higini y Ramon Cierco, por presunto blanqueo de capitales de la mafia china.

Las actuaciones policiales y judiciales derivadas de este caso suman además dos nuevas órdenes de detención contra empleados de la entidad, también por supuesto blanqueo de capitales de la mafia china y rusa.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.