El Gobierno impide la doble comisión por sacar dinero en otro banco

| Madrid |

Valorar:
preload
Imagen de un cajero automático.

Imagen de un cajero automático.

02-10-2015 | Archivo

Las entidades financieras -bancos, cajas y cooperativas de crédito- serán las que decidan si cobran a sus clientes una comisión por sacar dinero en los cajeros automáticos de la competencia, después de que el Gobierno aprobara este viernes un real decreto ley que impide el cobro de un doble recargo.

La norma se publicará este sábado en el BOE y entrará en vigor el mismo día, aunque las entidades tendrán hasta el 1 de enero de 2016 para adaptarse a las nuevas reglas, que harán que cuando una persona retire efectivo en un cajero de otro grupo, su banco, como emisor de la tarjeta, será el único que pueda cobrarle una comisión por ello.

Información

Antes de sacar el dinero, el propio cajero informará al usuario de la comisión máxima que puede llegar a cobrarle su propio banco.

Desaparece así la posibilidad de que el usuario pague una comisión a una entidad de la que no es cliente, como pretendía CaixaBank y quisieron imitar BBVA y Santander, si bien su propia entidad puede cobrarle por usar las instalaciones de otro grupo.

Esto se explica porque el banco propietario del cajero empleado por un usuario que no es cliente suyo puede reclamar una tasa a su competidor por haber facilitado efectivo a sus clientes.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Manuel
Hace más de 3 año

Lo único que han perseguido desde hace mucho esperjudicar a ING, banco prácticamente emisor de tarjetas, que no cobra un céntimo de comisión por nada, y el gobierno no ha hecho más que apoyar a los grandes. Vergonzoso

Valoración:menosmas

manumenorca
Hace más de 3 año

... supongo que todo este enrenou está encaminado a hacer desaparecer paulatinamente los cajeros automáticos, como antes hicieron con los empleados de caja de las sucursales. Primero se ahorraron los sueldos de los cajeros humanos, ahora quieren ahorrarse la instalación y mantenimiento de los cajeros automáticos. Vamos hacia una sociedad en que la gran banca tendrá enormes beneficios a coste casi cero: les interesa que usemos sólo el dinero de plástico, que paulatinamente se irá convirtiendo en un chip en el móvil que nos dará o no crédito según el estado de nuestras cuentas. Incluso con el tiempo, en un chip subcutáneo, un lector de iris o de huellas dactilares. Nada mejor para disuadir de usar algo que aplicarle una nueva comisión.

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1