El fiscal investiga si las palabras del cuñado de Barberá son apología de la violencia

| València |

Valorar:

La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto una investigación por si pudieran ser constitutivas de un delito de apología de la violencia las palabras del cuñado de la exalcaldesa Rita Barberá, José María Corbín, que dijo: «Si yo me entero de que mi mujer ha dado 1.000 euros (al PP) la corro a bofetadas».

Según han confirmado a Efe fuentes de Fiscalía, se han abierto diligencias de investigación penal por parte de la sección de Violencia Sobre la Mujer.

El abogado José María Corbín, marido de la hermana de la exalcaldesa Rita Barberá, aseguró el pasado día 10 en unas declaraciones públicas: «Permitidme la licencia, si yo me entero de que mi mujer ha dado 1.000 euros (al PP) la corro a bofetadas», ni ha dado ni se los ha pedido nadie porque mi mujer no es del PP, es funcionaria de carrera».

Corbín dijo esto a la salida de la Ciudad de la Justicia de Valencia, donde los periodistas le preguntaron en calidad de abogado de una de las personas investigadas en el conocido como caso Imelsa.

Sobre este mismo asunto, un día después publicó un comunicado en el que admitía lo desafortunado de su frase e insistió en que en ningún caso pretendía incitar al odio contra la mujer.

La Fiscalía Provincial de Valencia ha abierto una investigación por si pudieran ser constitutivas de un delito de apología de la violencia las palabras del cuñado de la exalcaldesa Rita Barberá, José María Corbín, que dijo: «Si yo me entero de que mi mujer ha dado 1.000 euros (al PP) la corro a bofetadas».

Según han confirmado a Efe fuentes de Fiscalía, se han abierto diligencias de investigación penal por parte de la sección de Violencia Sobre la Mujer.

El abogado José María Corbín, marido de la hermana de la exalcaldesa Rita Barberá, aseguró el pasado día 10 en unas declaraciones públicas: «Permitidme la licencia, si yo me entero de que mi mujer ha dado 1.000 euros (al PP) la corro a bofetadas», ni ha dado ni se los ha pedido nadie porque mi mujer no es del PP, es funcionaria de carrera».

Corbín dijo esto a la salida de la Ciudad de la Justicia de Valencia, donde los periodistas le preguntaron en calidad de abogado de una de las personas investigadas en el conocido como caso Imelsa.

Sobre este mismo asunto, un día después publicó un comunicado en el que admitía lo desafortunado de su frase e insistió en que en ningún caso pretendía incitar al odio contra la mujer.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.