Desalojan a los activistas de Greenpeace que bloqueaban el acceso a Madrid Central

|

Valorar:
preload
Madrid Central

Activistas de Greenpeace cortan las entradas a Madrid Central para protestar contra la moratoria de multas.

01-07-2019

Agentes de Policía Nacional han desalojado pasadas las 10 horas a los activistas de Greenpeace que bloqueaban desde primera hora del día la entrada a Madrid Central por la calle Alcalá, en protesta por la entrada en vigor este lunes de la moratoria a las multas en la zona de bajas emisiones.

Según ha explicado a Europa Press el responsable de movilidad de Greenpeace, Adrián Fernández, el bloqueo ha comenzado a las 8 horas y ha contado con diecisiete activistas, algunos de ellos con pancartas y otros atados los unos a los otros y a su vez encadenados a un poste.

Bajo el lema 'Madrid Central Funciona' han querido exigir al nuevo Gobierno municipal que mantenga la medida argumentando que ha reducido la contaminación «a su nivel más bajo en diez años», según ha informado la ONG en un comunicado que ha estado acompañado por fotografías de los activistas sentados en la calzada junto a una pancarta en la que se señala que la contaminación causa «38.000 muertes anuales».

«Se pide una reunión inmediata con el alcalde -José Luis Martínez-Almeida-, al que se le solicitó la semana pasada y ha empezado a reunirse con empresarios, pero no con los afectados por el cese de las multas», ha incidido.

Así, la acción ha durado una hora y media «a la espera de una respuesta del alcalde» que «no ha llegado». Ha asegurado que se aplicó «algo de fuerza» a la hora de retirar a los encadenados. Ha explicado que han estado retenidos media hora y finalmente «se les ha puesto en libertad».

Los activistas habían dejado libre el carril bus y han explicado que la zona de bajas emisiones sigue en vigor «con o sin multas» y han recomendado a los madrileños utilizar el transporte público y evitar el coche en el centro de la ciudad.

La moratoria de multas en Madrid Central ha arrancado este lunes y se prolongará hasta el 30 de septiembre, un periodo de tres meses en total en los que acceder a este área de bajas emisiones no conllevará multas pero sí avisos a aquellos conductores que traspasen la doble línea roja establecida en la calzada y que delimita el perímetro de acceso.

El responsable de Greenpeace ha anunciado que la ONG y la Plataforma en Defensa de Madrid Central tienen planteadas actividades hasta el 30 de septiembre, que «coincide con la Semana de la Movilidad Sostenible.

«Mientras que el Ayuntamiento no nos aclare qué acciones va a tener con Madrid Central, seguiremos tanto con acciones judiciales como labores de protesta, porque sabemos que no se va a multar, pero no qué va a pasar a partir del 30 de septiembre», ha remarcado.

Además, ha señalado que si el alcalde pusiese fecha a una reunión con la Plataforma en Defensa de Madrid Central «sería un paso» de cara a reducir la intensidad de las protestas, pero ha criticado que «primero se anuncie la moratoria y luego las reuniones».

«A nosotros que aglutinamos más de 80 agrupaciones sociales nos han dejado para los últimos y con una Junta de Distrito, ni siquiera con Alcaldía, que es quien ha tomado la decisión», ha censurado y ha calificado de «venganza» la iniciativa.

Asimismo, ha indicado que este primer día del levantamiento de las sanciones «se aprecia un efecto llamada» y un «incremento del tráfico» en vías que antes estaban limitadas por «una serie de conductores irresponsables» que hacen uso de las calles de la zona de bajas emisiones «para atajar aunque no tengan ni origen ni destino dentro del distrito». El representante de Greenpeace ha reconocido que en verano la densidad de tráfico suele decrecer, pero prevé que «hacia final de año» la moratoria provoque «uno de los peores episodios de contaminación·.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.