Sánchez pide su apoyo a Podemos: «Nada que merezca la pena es fácil»

| Madrid |

Valorar:
preload
Pedro Sánchez

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, al inicio de su intervención.

Ballesteros

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, ha pedido este lunes a su socio preferente, Unidas Podemos, avanzar en la negociación a pesar de reconocer que «no es sencillo», pero «merece la pena» lograrlo.

Ha admitido que PSOE y Podemos proceden de «dos tradiciones distintas de la izquierda» y que hasta ahora han hablado mucho de las «diferencias» y han comprobado que no es sencillo el consenso, pero ha insistido en trabajar para lograrlo.

«Nada que merezca la pena es fácil, y lo que tenemos por delante merece mucho la pena», ha dicho Sánchez en su mensaje al partido de Pablo Iglesias justo antes de finalizar su discurso.

Pedro Sánchez ha señalado que el PSOE y Podemos tienen sobre sí la «mirada esperanzada de millones de compatriotas» que quieren que se entiendan.

Y ha subrayado que tienen la posibilidad de sacar adelante un acuerdo que plasme todo aquello que les une, que en su opinión se puede resumir «en muy pocas palabras» y es «la promesa de la izquierda, un progreso ecológicamente sostenible y la distribución justa de ese progreso».

«O si lo prefieren de otra manera, una sociedad de hombres y de mujeres libres e iguales en armonía con la naturaleza», ha dicho Sánchez.

Ha insistido en que muchas personas han puesto «un gran esfuerzo y una gran ilusión» para que socialistas y Podemos unan sus fuerzas y no solo eso, también para que unan su «sensibilidad, inteligencia y experiencia para mejorar la vida de la gente y de este modo cambiar la historia de España».

Y ha considerado que es necesario que unos y otros atiendan esa llamada «guiados por el ejemplo de las generaciones» que les han precedido y la Constitución que han legado.

En cuanto a su mensaje a PP y a Ciudadanos, Sánchez se ha dirigido a la «bancada conservadora» para pedirles que «retiren las barreras» y permitan que España tenga Gobierno.

«Lo que les pido, lo que les exijo es que España avance», ha dicho Sánchez, quien con esta frase ha concluido su discurso de cerca de dos horas».

A la salida del hemiciclo, Sánchez ha hecho unas breves declaraciones a los periodistas en las que ha señalado que tras exponer su programa espera ahora que unos y otros tengan la «capacidad» para poder llegar a un acuerdo y permitir que España tenga un Gobierno y «avance».

Reformas

El candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido este lunes un «pacto de Estado» para reformar el artículo 99 de la Constitución, que regula el procedimiento de investidura, «y que debe ser actualizado a la nueva realidad parlamentaria» para evitar bloqueos y que gobierne la lista más votada.

«Los ciudadanos no deben sufrir nunca más la amenaza de una repetición electoral, con una votación basta», ha subrayado Sánchez en el discurso de investidura ante el pleno del Congreso.

Y para poder materializar ese acuerdo, Sánchez ha pedido a los grupos que faciliten el Gobierno y posteriormente se aborde la reforma constitucional del artículo 99 «para que nunca más vuelva a ocurrir el bloqueo en este país».

Salario mínimo

Sánchez ha prometido subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) según recomienda la carta social Europea que va más allá de los actuales 900 euros, así como un nuevo Estatuto del Trabajador cuanto antes.

Sánchez ha avanzado que en el menor tiempo posible traerá también a la Cámara un nuevo Estatuto de Trabajador en el marco del diálogo social en el que la contratación indefinida sea la normalidad.

Ha afirmado que, además, en julio el número de parados se situará por debajo de los 3 millones de euros por primera vez desde 2008, aunque ha pedido no confiarse ante la buena marcha de la economía porque hay muchos riesgos y se está ralentizando.
Sánchez ha incidido en medidas para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral aprobada por el PP en 2012 y para aprobar un Estatuto del Becario, así como un plan para reunificar los subsidios y elevar la protección a los colectivos más vulnerables.

Ha desgranado las medidas económicas que contemplaban su programa electoral, y se ha referido al plan de igualdad laboral y a un pacto de rentas para mejorar los niveles salariales que vaya elevando el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) según la recomendación de la Carta Social Europea.

Financiación autonómica

El candidato a la investidura ha considerado un «reto fundamental» la reforma del sistema de financiación autonómica esta legislatura.

Una reforma que, ha dicho, debe «concretar» las necesidades y los recursos que se necesitan para fortalecer dicho sistema y de esta forma fortalecer el estado de bienestar.
El presidente en funciones ha considerado que en el último año se han dado «los primeros pasos» para recuperar el «diálogo constante e imprescindible» con las comunidades autónomas.

Un diálogo que será necesario, ha recalcado, no solo para esta reforma sino para otros grandes retos que tienen que abordar todas las administraciones como el de la despoblación.

Delitos sexuales

Sánchez ha asegurado que su Gobierno modificará la tipificación de los delitos sexuales porque, según sus palabras, «no queremos manadas ni lobos solitarios en las calles de nuestro país».

Una intervención en la que se ha referido en varias ocasiones a la violencia sobre la mujer y a los delitos sexuales, y en la que ha querido dejar claro que para su Gobierno «no puede existir una relación sexual, sin el consentimiento expreso de la mujer».

«El silencio no equivale a una afirmación y por eso les anuncio que modificaremos la tipificación de los delitos sexuales porque una violación es una violación, no queremos manadas ni lobos solitarios en las calles de nuestro país», ha asegurado.

Además, las víctimas de delitos sexuales, reciben indemnizaciones «irrisorias», poco más de 160 euros.

La violencia contra la mujer y la discriminación hacia ella en numerosos ámbitos de la vida están centrando en buena medida varios momentos de su discurso.

Y es producto, en su opinión de una sociedad patriarcal, «que ha tolerado como normal situaciones que discriminan a la mujer en el hogar en el trabajo en el espacio publico y en las relaciones interpersonales».

En el ámbito sexual, esa mentalidad, a su juicio, confiere al varón el derecho a disponer del cuerpo de la mujer y a ignorar su derecho.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.