Empresas

El Hospital Virgen de las Nieves de Granada ensayará con humanos la tecnología Ductfit para eliminar el COVID-19

| Granada |

Valorar:
El Hospital Virgen de las Nieves de Granada ensayará con humanos la tecnología Ducfrit para eliminar el COVID-19.

El Hospital Virgen de las Nieves de Granada ensayará con humanos la tecnología Ducfrit para eliminar el COVID-19.

Cleanair Spaces

El Hospital Virgen de las Nieves de Granada va iniciar en los próximos días los ensayos con humanos de la tecnología Ductfit para eliminar el COVID-19, patentada por los empresarios españoles afincados en Asia Miguel Garat y Pablo Fernández, fundadores de Cleanair Spaces, basada en la generación de iones h2o2 de manera continua para eliminar el coronavirus tanto en el aire como en superficies.

La tecnología Ductfit, certificada por laboratorios internacionales como Microchem y universidades como la Texas University y Cincinati State, llegó a España avalada por un estudio realizado en plena pandemia por el departamento de microbiología del Hospital Universitario Virgen de las Nieves, laboratorio de bioseguridad nivel p3 de referencia del servicio andaluz de salud.

Según explican desde la compañía, este departamento realizó hace unos meses un estudio microbiológico con el sistema Ductfit para comprobar su efectividad antiviral contra el coronavirus, el enterovirus, que afecta al aparato digestivo y es uno de los más resistentes, y el virus influenza a h1n1, virus de la gripe.

El resultado del estudio, basado en el estándar internacional astm e1053, concluyó que en seis horas el sistema Ductfit eliminó el 100% del coronavirus, el 99,75% del virus H1N1 y redujo más de un 99,99% el enterovirus. Esta patente es la única tecnología de eliminación de virus que ha pasado el examen de un laboratorio de referencia de este nivel científico con virus humanos.

Después del éxito de ese estudio del Hospital Virgen de las Nieves, el siguiente paso, que puede ser un avance clave en la lucha contra el virus, será iniciar en los próximos días, en el mismo laboratorio del hospital granadino, ensayos clínicos con humanos.

El convenio que acaba de firmarse para el ensayo clínico refleja que se realizará, «un ensayo clínico de la mejora en la evolución de los pacientes con Covid-19 y/o Gripe A en una UCI y/o habitación hospitalaria con exposición al sistema de purificación de aire mediante ionización de perióxido de hidrógeno por Fotocatálisis DuctFit».

Se trata de comprobar si además de eliminar los virus en aire y superficies, y por tanto de forma preventiva reducir drásticamente los contagios, puede también ayudar a pacientes ya contagiados de COVID-19 y gripe, favoreciendo y acelerando su recuperación y reduciendo los tiempos de hospitalización. Por tanto, ayudando a reducir posibles colapsos en hospitales y UCI, salvar vidas y reducir contagios en personal médico.

La doctora María Angeles Garcia Rescalvo, directora gerente del Hospital Virgen de las Nieves, explica que con este estudio, «se quiere comprobar si además de eliminar los virus en aire y superficies, y por tanto prevenir y reducir drásticamente los contagios, si también puede también ayudar a pacientes ya contagiados de COVID-19, acelerando su recuperación y reduciendo los tiempos de hospitalización, y por tanto, ayudando a reducir colapsos en hospitales y salas UCI, salvar vidas y reducir contagios en personal médico».

La doctora recuerda que el virus SARS-CoV-2 permanece vivo y con capacidad para infectar en gotitas de aerosoles durante tres horas, y puede sobrevivir en plásticos y acero inoxidable hasta tres días.

«Varios estudios tanto en UCI como en planta de hospitalización en Wuhan (China) muestran gran contaminación sobre las suelas de los zapatos, suelos, ratón del ordenador, basuras, pasamanos de escaleras y salidas de aire. Este virus se inactiva con etanol 70%, peróxido de hidrógeno 0,5% e hipoclorito de sodio 0,1% en un minuto aproximadamente», y añade que, «en otros estudios realizados no se observaron daños en mucosas internas con el peróxido de hidrógeno al 3% durante un tiempo de estudio de seis meses».

En definitiva, y según los estudios ya realizados, la aplicación de la tecnología DuctFit puede resultar eficaz también para neutralizar el virus en humanos: «Cuando se activa el proceso de la fotocatálisis con DuctFit, el vapor de agua del aire se convierte en iones de H2O2 que rodean al virus afectando su membrana lipídica o sus proteínas».

«De este modo --continúa--, los virus quedan inactivados, perdiendo su capacidad infecciosa. Este sistema es seguro para personas, animales y alimentos, según certifican laboratorios independientes que han realizado ensayos de inocuidad para humanos. Al tratarse de un sistema de purificación del aire con amplia experiencia de uso, seguro, barato, y potencialmente muy efectivo, tendrá un impacto costo-beneficio altamente eficiente en la prevención del SARS y gripe A».

La tecnología Ductfit ha sido desarrollada por españoles con 100% europeo y se está instalada ya en empresas, hoteles y hospitales. Según explica el CEO de Cleanair Spaces, adquirieron la tecnología en Estados Unidos y la desarrollaron en Asia, «porque es el sitio adecuado, donde están los nanomateriales y hay mucha experiencia por el SARS que ocurrió antes. Y hemos tenido mucho éxito --asegura--. Hemos instalado 28 millones de metros cuadrados en hospitales, residencias de mayores, UCI, hoteles, empresas...».

La empresa está buscando ahora activamente construir un centro de producción y de I+D+i en Europa, y está considerando Andalucía como una posible localización, así como otros lugares donde ya tiene presencia como Reino Unido, Alemania e Italia.

Ductfit se basa en la generación de iones h2o2 de manera continua. Con una instalación sencilla se colocan los productos en los conductos del aire y desde allí los iones de peróxido de hidrógeno altamente desinfectantes se van esparciendo por todo el espacio, eliminando virus y bacterias durante las 24 horas del día, siendo 100% seguros para personas, animales y alimentos.

Cuando se activa el proceso, el vapor de agua del aire se convierte en iones de h2o2 que rodean al virus afectando su membrana lipídica o sus proteínas. De este modo, los virus quedan inactivados, perdiendo su capacidad infecciosa hasta que finalmente mueren.

Además, según explica la compañía, esta tecnología permite la eliminación constante de los virus, bacterias, mohos y olores las 24 horas todos los días de la semana, ya que los equipos no se necesitan apagar, no hay sombras en su impacto ya que los iones alcanzan todas las áreas. Una vez instalado, se monitoriza con un software que permite visualizar y controlar todos los dispositivos, además de una aplicación móvil para poder administrar en tiempo real.

A diferencia de otros métodos de desinfección que se están aplicando contra el coronavirus, resaltan que no se utilizan productos químicos nocivos para la salud como puede ser el ozono, el cloro o incluso los rayos ultravioletas, que impiden la presencia de personas durante la desinfección.