Rubalcaba pensaba que Sánchez era «un radical de izquierdas»

| Madrid |

Valorar:
El presidente del Gobierno, en una imagen de archivo.

El presidente del Gobierno, en una imagen de archivo.

El exvicepresidente del Gobierno y ex líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba, fallecido en 2019, pensaba que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «no era un socialista» ni un «socialdemócrata», sino que «lo tenía por un radical de izquierdas», según revela el primer secretario de PSC, Miquel Iceta, en una biografía sobre el histórico dirigente socialista escrita por el periodista Antonio Caño.

El testimonio del líder de los socialistas catalanes es uno de los que Caño recoge en el libro Rubalcaba. Un político de verdad, de la editorial Plaza Janés, que se publicará el próximo día 26. En el relata la influencia y el papel que jugó el reconocido político socialista en algunos de los principales episodios de la historia reciente, como el fin de ETA, el conflicto catalán o la abdicación del Rey Juan Carlos I.

En esta biografía, el exdirector de El País también relata la etapa de Rubalcaba como secretario general del PSOE entre 2012 y 2014; su rivalidad con la exministra de Defensa, Carme Chacón; y su relación con el ahora presidente del Gobierno, que le relevó al frente de los socialistas en 2014.

Según relata Iceta, Sánchez no quiso valerse de la experiencia y los consejos de Rubalcaba para ejercer su labor, e incluso desconfiaba de las intenciones de su predecesor y prefería mantenerlo a distancia.

A este respecto, el autor asegura que el líder del PSC confiesa en su entrevista con él que consultaba constantemente con Rubalcaba sin que Sánchez lo supiera, porque necesitaba saber su punto de vista, y que pensaba que el ahora jefe del Ejecutivo también lo necesitaba.

«Yo eso a Pedro se lo he dicho alguna vez, lo que pasa es que Pedro para eso es muy especial», afirma Iceta. «Yo siempre le decía a Pedro: 'Eres tú el que tienes el poder, por tanto, eres tú el que ha de tomar la iniciativa. Si tú pides la opinión, nadie te la va a negar, y si pides un gestión concreta, te la van a hacer», relata.

Sin embargo, reconoce Iceta que «con Rubalcaba no hubo manera». «Y creo que es verdad que eso se lo perdió, porque Rubalcaba tenía una experiencia, un conocimiento, un rigor de las cosas», ensalza el que era su amigo, a pesar de lo mucho que discrepaban, tal y como se recoge en el libro.

Esta biografía también cuenta como Rubalcaba diseñó en 2013, cuando era líder de la oposición y cuando empezaba a tensionarse la situación en Cataluña, una propuesta de reforma de la Constitución que le entregó al entonces presidente Mariano Rajoy; un documento que el jefe del Ejecutivo le pasó a su vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría para proceder a su análisis, pero que finalmente descartó.

Sobre la lucha antiterrorista, el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero explica en el libro que la contribución al fin de ETA del que fuera su ministro del Interior y después también vicepresidente fue «indispensable».

En cuanto a la relación de Rubalcaba con Juan Carlos I, el expresidente Felipe González asegura en el libro que el ahora Rey emérito «lo quería de verdad», que se debe, según recuerda Caño que contaba Rubalcaba, a que le decía siempre la verdad.

Es por ello que, según esta biografía, Rajoy y el que fuera jefe de la Casa del Rey desde 2011 hasta la abdicación de Juan Carlos I, Rafael Spottorno, recurrieron a Rubalcaba para que convenciera al monarca de que se operara en España y no en Estados Unidos cuando se rompió la cadera durante una cacería en Botsuana.

También relata la exdirigente socialista y mano derecha de Rubalcaba Elena Valenciano que Rubalcaba «tuvo que hacer una dimisión a cámara lenta» como secretario general del PSOE porque ya sabía que Juan Carlos I iba a abdicar «y no podía irse sin dejarlo resuelto».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

TotPotSer
Hace 9 días

I no estava equivocat: un radical ho és. I lo pitjor és que no té cap tipus d'escrúpuls

Valoración:menosmas

arl338
Hace 9 días

Bueno, puede ser, aunque yo no le atribuiría una ideología, sino más bien que quiere el poder por el poder, y mantenerlo el máximo posible. Para conseguir eso, es capaz de cualquier cosa, sino fíjense en el vicepresi que tiene, y lo que decía de él antes. Y como bien sabe, una sociedad con una buena base cultural y formativa, unas condiciones de vida dignas, una sociedad unida y cohesionada, que pueda enfocarse correctamente, y con unos valores y una “educación” en el sentido del respeto, el esfuerzo, la excelencia, etc, lo que viene siendo una educación quizás “a la antigua”, no le permitiría seguir mucho tiempo en la poltrona. Por lo tanto, hará todo lo posible para que esos aspectos no se den, más bien lo contrario. La famosa Ley Celaa es un paso más hacia esa sociedad caotica, donde los tontos manejables, los corruptos y los reaccionarios vestidos de progre puedan medra. Lo que les interesa, vamos..

Valoración:1menosmas

Ciudadano ejemplar
Hace 10 días

El poder siempre es peligroso, atrae a los peores y corrompe a los mejores, el poder solo se da a quienes que se postran de rodillas para tomarlo.

Valoración:9menosmas

Luis.
Hace 11 días

Pues iba bien encaminado, así es. Es un radical de izquierdas, ególatra, narcisista y mentiroso. Sin duda, el peor presidente de la democracia, ha superado a ZP!!!!! No le faltaba nada más que juntarse con podemos y hacer este invento de gobierno social comunista.

Valoración:18menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1