Micrografía electrónica de barrido coloreada de una célula apoptótica (rosa) muy infectada con partículas del virus SARS-COV-2 (verde), aislada de una muestra de un paciente. | NATIONAL INSTITUTE OF ALLERGY

0

Poco a poco se van conociendo más detalles de cómo se comporta la nueva variante Delta Plus, cada vez más extendida en Europa. El primer caso fue detectado este verano en Reino Unido y ya se ha confirmado su presencia en España, con algunos casos confirmados en Cataluña y otros sospechosos de serlo en la comunidad de Madrid. La nueva variante Delta Plus es la causante del repunte de contagios de Reino Unido. Según los expertos, "AY.4.2", «descendiente» de la variante delta del coronavirus, podría ser entre un 10 y 15 % más transmisible que ésta, la cual ya es el doble de contagiosa que el original SARS-CoV-2 y podría ser responsable ahora de casi el 10 % de casos de COVID en el Reino Unido.

Lo que ya se sabe, y señalan los expertos, es que esta nueva variante produce más mucosidad y dolor de garganta, pero menos tos y pérdida de olfato. La Delta Plus contiene mutaciones que podrían dar al virus ventajas de supervivencia; no obstante, aún se están realizando pruebas para comprender qué grado de amenaza puede representar. Pese a ellos, los expertos dicen que es poco probable que se dispare o escape a las vacunas actuales.

Según un estudio publicado por la revista 'Cell Reports', se ha podido demostrar que Delta y Delta Plus infectan las células pulmonares con mayor eficacia que el virus original. Además, uno de los cuatro anticuerpos utilizados para tratar la COVID-19 no fue eficaz contra Delta, y Delta Plus fue incluso resistente contra dos anticuerpos terapéuticos.

Del mismo modo, los anticuerpos generados tras la vacunación con BioNTech-Pfizer y Oxford-AstraZeneca también fueron menos eficaces contra Delta y Delta Plus en comparación con el virus original. Por otro lado, estas variantes fueron inhibidos de forma comparable, lo que sugiere que Delta Plus puede no suponer un mayor riesgo para las personas vacunadas que Delta.

Por último, se descubrió que los individuos vacunados primero con Oxford-AstraZeneca y luego con BioNTech-Pfizer tenían significativamente más anticuerpos que inhibían a Delta que los individuos vacunados dos veces con Oxford-AstraZeneca. Así, demuestran la combinación de dos vacunas puede inducir una protección inmunitaria especialmente fuerte contra las variantes del SARS-CoV-2.