El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. | MARISCAL

1

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha asegurado este lunes que «todo el Gobierno» está comprometido con la modernización de la legislación laboral y ha señalado que una negociación de este calibre «con vocación de perdurar» se hará en España «como se hace en Europa», con diálogo social y consenso.

Sánchez ha hecho esta declaración en la clausura del seminario «Seguimiento de la recuperación: más allá del PIB», pocas horas antas de la reunión que esta tarde celebran los socios del gobierno de coalición, PSOE y Unidas Podemos, para tratar de reconducir la crisis en el seno del Ejecutivo por discrepancias sobre la reforma laboral.

En un foro en el que previamente ha participado la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, Sánchez ha asegurado que el cambio de la normativa laboral persigue el triple objetivo de «extirpar» la precariedad laboral, impulsar la competitividad de la economía y «restablecer el equilibrio» en la negociación entre empresarios y trabajadores.

Es en este ámbito donde ha hecho notar que «una negociación así, con vocación de perdurar, se hará en España como se hace en Europa, con diálogo social y con vocación de consenso».

Previamente, el presidente del Gobierno ha defendido «modernizar» las instituciones para «garantizar la máxima creación de oportunidades y el reparto más justo de los frutos de ese crecimiento económico», lo cual debe hacerse, ha recalcado, «con el mayor de consensos».

«Porque durante esta última década hemos sufrido en España muchísimas contrarreformas», ha recordado al mencionar expresamente la reforma laboral y la de las pensiones con el propósito de resaltar que ambas «quebraron el diálogo social».

Ha expuesto el presidente las principales medidas que el Ejecutivo ha puesto en marcha para avanzar hacia una sociedad más igualitaria, que luche contra la pobreza y asuma los retos derivados del cambio climático, desde la ley del Cambio Climático hasta el ingreso mínimo vital o las subidas del SMI.

Porque, ha enfatizado, su empeño es no solo conseguir una «recuperación justa», sino actuar conforme al criterio de que «si hemos sufrido la pandemia todos, todos tenemos que aprovechar y beneficiarnos de la recuperación económica».

Ha concluido su alocución con un reconocimiento expreso a la labor de la vicepresidenta Calviño y se ha mostrado orgulloso de liderar un Gobierno que acomete unos debates «necesarios e imprescindibles si queremos acertar y corregir muchos errores que se cometieron en el pasado y mirar al futuro con mayores garantías».