El 'padre político' de Iglesias pide a Podemos «grandeza» para «dejar volar» a Yolanda Díaz

|

Valorar:

El politólogo, cofundador de Izquierda Unida y exdiputado Manolo Monereo, a quien el exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, llama su "padre político" por haberle intentado promover como candidato de IU a las elecciones europeas de 2014 donde eclosionó Podemos, reclama ahora a este partido "confianza" y "grandeza" para "dejar volar" a Yolanda Díaz y permitir que vaya "más allá" del espacio e incorporar a Más País y Compromís.

Así lo ha hecho en una entrevista, en la que ha partido del "pecado original" de que Iglesias "nombrara a Yolanda como sucesora", que "obliga a la nombrada a tener que buscarse una nueva legitimidad, un nuevo espacio para no depender de la persona que la nombró". A ello se añade que Iglesias ahora "actúa como comentador político", de forma que parece que "cada vez que habla le está diciendo a ella lo que tiene que hacer". Para Monereo, es "una situación difícil, donde no hay mala intención por parte de nadie pero que marca mucho la relación entre Podemos y Yolanda".

Además, subraya que "el liderazgo que puede tener Yolanda es necesariamente muy diferente del que pudo tener Pablo"; en concreto, uno "más inclusivo, ampliando el espacio político que había dejado muy estrecho el hiperliderazgo de Pablo". Por eso, piensa que "lo que debería hacer todo Unidas Podemos es facilitar el proyecto político que está defendiendo Yolanda", y permitirle "ir más allá de los límites que el liderazgo de Pablo impuso". Ella, a su vez, debería rodearse de "un equipo político que integre las diversas sensibilidades de Unidas Podemos".

Monereo anima al espacio a cambiar de marca. "En política aferrarse a las siglas es siempre un gravísimo error", ha advertido. "Si es necesario un nuevo cambio de siglas, no debería tener ningún tipo de problemas". En este punto, remarca la "enorme debilidad orgánica" que tienen tanto Podemos como IU, a nivel "de implantación, de cuadros, de militancia real", por lo que "no son siglas que tengan un gran contenido social", sino que "necesitan urgentemente ampliarse".

"La IU de Cayo Lara que tomó la decisión de no apoyar a Pablo Iglesias era mucho más fuerte orgánicamente que lo que es hoy Unidas Podemos", contrasta, recordando el intento de confluencia no atendido por Lara y luego sí por su sucesor, Alberto Garzón, ante el peligro de desaparición que amenazaba a Izquierda Unida por la irrupción de su hoy aliado.

El exdiputado ha resaltado que el afán de trascender Unidas Podemos que muestra Yolanda Díaz "no es muy distinto de lo que decía (la secretaria general de Podemos) Ione Belarra" cuando, en la Asamblea Ciudadana de junio que la encumbró, adoptó por único lema el infinitivo "crecer". En esa línea, él corrobora que, para "convertirse en alternativa y disputarle la hegemonía al PSOE", es necesario "intentar vertebrar cosas que en su momento estuvieron en Unidas Podemos", como los actuales Más País y Compromís. Todo ello admitiendo que "no va a ser nada fácil", porque "hay problemas no sólo políticos sino personales" entre los antiguos compañeros de partido.

Monereo ha conjeturado que, si Iglesias designó como sucesora a Díaz, es "porque pensó que podría ser más de lo que fue él o podría ser otro candidato", y que de de esa forma aprobó que ella "tenía que volar por su cuenta más allá de los límites" del actual Unidas Podemos. En realidad, cree que "es más el entorno de Pablo que el propio Pablo el que está preocupado" por la autonomía de la vicepresidenta, debido a la "incertidumbre sobre cómo van a encajar ciertas piezas nuevas". En cualquier caso, augura que al final se formará "un nuevo equipo dirigente donde estarán Podemos, IU y el PCE".

El politólogo, cofundador de IU y muy presente en el nacimiento de Podemos, atestigua que "en un proceso de construcción de una nueva fuerza política, las fuerzas ya existentes pueden tener desajustes, desconfianzas", pero ha observado que "eso se resuelve dando confianza y buscando espacios de debate que permitan a unos y otros expresarse y llegar a acuerdos". Con estas premisas, cree que la reconfiguración del espacio confederal "va a ser mucho más fácil" que los procesos que dieron lugar a los dos mayores partidos que lo conforman. "Hay estructura, se está gobernando, no surge de cero", señala. "Es la continuidad de un proyecto histórico, de la tradición de Podemos e IU que se encarna en Yolanda Díaz, pero tiene que ir más allá".

"Ella necesita ahora un margen de maniobra para ver qué posibilidades hay de ir más allá", añade. "Eso requiere grandeza, confianza por parte de las fuerzas políticas", ha explicado. Monereo da por sentado que Díaz tendrá que basarse en Unidas Podemos, pero comprende que tenga que "mostrar cierta autonomía de las estructuras de Unidas Podemos para poder ir más allá". Y destaca que Díaz "no tiene alternativa en Unidas Podemos", porque no hay otro posible candidato. "Donde va Yolanda hay expectación, hay emoción", ha asegurado. "Tiene que concretarse, pero hay que dejarla volar", incide.

Una vez se vea "qué posibilidades hay de ir a una convergencia", constata, "habrá que decir sobre qué programa, sobre qué estrategia y política de alianzas". Pero a él no le preocupa ese horizonte, puesto que Díaz "viene del movimiento obrero y tiene raíces sociales muy claras", de forma que "tiene una concepción muy seria de la política" y actuará "con una estrategia clara, con rigor y con sobriedad" y siempre en equipo. "No hará elucubraciones en una taberna de verano", ha bromeado, en alusión a otras iniciativas políticas inmaduras. Por todo ello, concluye: "Tiempo al tiempo y dejarle a Yolanda que vaya buscando su propio territorio. No merecen la pena las prisas de una parte del aparato de Podemos para que concrete su proyecto. Hay que darle confianza".

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.