La competició Balears Skills. Alumno del IES Josep M. Quadrado. | Josep Bagur Gomila

0

El 49% de las empresas ha considerado que el perfil que mejor se adapta a las necesidades futuras del empleo en un entorno post-Covid son los trabajadores con cualificación correspondiente al de técnico, técnico superior y FP, según el estudio 'Necesidades de las empresas en materia de Recursos Humanos en un entorno post-Covid' de la Cámara de Comercio de España. Solo un 23,5% de las empresas estima que el tipo de cualificación que necesitarán corresponde al de graduado universitario, máster y doctorado; y el 19,3% cree que será el de un nivel de cualificación equivalente a ESO y graduados de primaria. Además, el 45,3% de las firmas participantes admiten que la pandemia ha supuesto impacto en materia de gestión de personal. Un efecto de mayor intensidad entre las compañías de mayor tamaño, del sector servicios, y con menor antigüedad. Por sectores, el 56,1% de las organizaciones asegura que los profesionales más demandados serán los relacionados con el ámbito tecnológico, seguidos por los profesionales técnicos con FP (27,7%) y los profesionales de ámbito comercial (13,9%). Sin embargo, el 80,6% de las empresas reconoce que antes de la pandemia no disponía de un departamento destinado a la gestión del ámbito tecnológico y de ellas, únicamente un 12,6% admite haber detectado esa necesidad a raíz de la crisis del coronavirus. Por otro lado, el estudio refleja que el 42,1% de las compañías admite que las habilidades blandas o 'soft skills' han ganado entre las competencias que requieren a su plantilla, sobre todo en las compañías más grandes, jóvenes y dedicadas al sector servicios. Entre estas habilidades destacan: la gestión del tiempo, valorada por un 50% de las empresas; trabajo en equipo (37%); habilidades digitales (27,8%); y creatividad (27,3%). Asimismo, como consecuencia directa del Covid-19, el 49% de las empresas adoptaron el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en algún momento, frente al 25,5% que incorporó personal durante este periodo, siendo el puesto de 'técnico de apoyo' el más contratado por el 36,1% de las compañías.