Viviendas en alquiler. | Europa Press

2

Desde que el pasado mes de octubre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciara, en el contexto de los presupuesto generales del Estado, la creación de un bono joven de alquiler, el Ejecutivo ha tenido que hacer alguna que otra aclaración sobre las condiciones y los requisitos que deberán cumplir los beneficiarios de la ayuda. La ministra María Jesús Montero anunció por error que esta ayuda se aplicará a contratos de arrendamiento con un límite máximo de unos 600 euros, lo que obligó al Gobierno a rectificar el dato públicamente.

El bono joven tiene como finalidad favorecer la emancipación de los jóvenes y facilitar el alquiler de viviendas, y se aprobará dentro del Plan Estatal de Vivienda y a la Ley de Arquitectura y de Calidad de la Vivienda. La partida para el bono joven del alquiler, de 200 millones de euros, está contemplada en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2022.

Después de tres meses del anuncio, este martes el Consejo de Ministros finalmente dará luz verde al bono, con efectos retroactivos desde el 1 de enero. Pero quién podrá solicitarlo este bono de 250 euros:

■ Los beneficiarios que podrán solicitar esta ayuda deberán ser jóvenes de entre 18 y 35 años.

■ Deberán contar con un contrato de trabajo que no le genere más de 23.725 euros anuales.

■ El bono se aplicará a cada joven y no a cada vivienda.

■ En caso de familiares más vulnerables, el bono sí que podrá completarse con más ayudas directas al alquiler de hasta el 40% de su valor.