Turistas rusos en Ibiza. | AMANDA AGUADO¶

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que impulsará un 'Plan Nacional' de respuesta al impacto económico de la invasión de Ucrania por parte de Rusia que actuará en el sector turístico ante una eventual ausencia de turistas rusos. Así lo ha trasladado durante su comparecencia a petición propia ante el Congreso de los Diputados para informar sobre la situación tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Sánchez ha afirmado que se están buscando alternativas que puedan suplir esta eventual ausencia de turistas rusos en esta próxima temporada alta en aquellos destinos del país preferidos por ellos, entre los que destaca Baleares. En este sentido, Sánchez ha remarcado que si el conflicto se extendiese y llegase a afectar al periodo de vacaciones, el Gobierno estaría en disposición de intensificar la promoción de los destinos españoles más expuestos en otros mercados europeos susceptibles de compensar la ausencia de turistas rusos.

El impacto del turismo ruso en España

Cerca de 134.000 turistas rusos viajaron a España en 2021 a pesar de las restricciones de viajes impuestas debido a la pandemia del coronavirus, según datos extraídos de la estadística de movimientos turísticos en Fronteras (Frontur) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). Lo más interesante del turista ruso que viaja a España es que tiene estancias muy largas, cercanas a la quincena y con un gasto de casi 1.300 euros en sus viajes, uno de los más altos dentro del ámbito europeo, según Turespaña. La mayoría de ellos pernoctan en hoteles (80%) y sus actividades favoritas mientras visitan España son realizar compras (57%), visitas a ciudades (54%) y visitas culturales (49%).

Noticias relacionadas

Las perspectivas para este año eran muy positivas y se esperaba que la mejor situación sanitaria mundial contribuyera a un nuevo impulso del turismo ruso en España. La mayoría de las plazas estaban dirigidas al aeropuerto de Barcelona (45.314), Alicante (27.064), Madrid (21.548) y Málaga (19.424). También tenían previsto recibir programación rusa los aeropuertos de Valencia (4.098), Tenerife Sur (4.056) y Palma de Mallorca (1.680), según datos de la plataforma tecnológica Mabrian Technologies.

Pero el jueves pasado todo dio un vuelco. La invasión de Ucrania por orden de Vladimir Putin ha provocado que todas estas perspectivas positivas se hayan venido abajo y los ciudadanos rusos se replanteen las salidas turísticas ante la situación geopolítica internacional. El domingo 27 de febrero la Unión Europea cerró su espacio aéreo a todas las aerolíneas rusas, como parte de un nuevo paquete de sanciones a Rusia en respuesta a la invasión de Ucrania. Rusia ha respondido con la misma medida, cerrando su espacio aéreo a 36 países, entre ellos, España.