El uso de la mascarilla es obligatorio en interiores. | BRENDAN MCDERMID

La ministra de Sanidad, Carlina Darias, ha asegurado este jueves que la retirada de las mascarillas en interiores «está cada vez más cerca». No obstante, no ha querido dar una fecha porque antes las comunidades autónomas y el Ministerio tienen que ponerse de acuerdo en cómo lo harán. La ministra ha argumentado que este punto no se ha abordado en las jornadas que se han celebrado en Zaragoza, donde se ha establecido el nuevo plan de transición para la gestión de la pandemia.

En este sentido, ha asegurado que «se ha dado un paso decisivo hacia un nuevo modelo de vigilancia integral de salud pública», acordado por unanimidad, al que se llegará en el año 2023. La secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, ha explicado que se basará en un sistema de vigilancia centinela de la gripe. Estos sistemas se basan en la selección de una muestra representativa de un territorio.

Noticias relacionadas

Darias ha precisado que aún no se ha concretado cuando comenzará el sistema de transición, previo al sistema centinela. Sí ha explicado que sólo se hará un seguimiento de los casos graves y los que afectan a las personas vulnerables; los datos se facilitarán los martes y viernes. También está prevista la creación de un sistema de información para la monotorización de las aguas residuales.

En relación al incremento de la incidencia acumulada a 7 días, Darias ha respondido que hay que valorarla con el nuevo enfoque que se le está dando, es decir, si tienen impacto en camas de hospital y de UCI, que «se siguen consolidando en el descenso». Preguntada por las personas que tienen COVID persistente, la ministra ha respondido que el Instituto de Salud Carlos III está realizando un estudio y se está a la espera de que «pueda arrojar luz».