La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante la rueda de prensa posterior a una reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad. | Efe

El Ministerio de Sanidad anunciará este jueves por la tarde el nuevo plan de transición para la gestión de la pandemia. Según avanza El País, la nueva estrategia ha sido aprobada este jueves en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), celebrado en Zaragoza con la participación de representantes nacionales, autonómicos y expertos científicos para marcar la hoja de ruta en el nuevo escenario de cara ya hacia la normalidad postpandemia.

Según lo avanzado por dicho periódico, tanto el ministerio de Sanidad como las comunidades autónomas dejarán de contabilizar cada caso de coronavirus. Solo se hará seguimiento a los «ámbitos vulnerables» y los casos graves. Así se pretende pasar a un sistema de vigilancia conocido como «centinela», similar al que se lleva a cabo con la gripe. Darias ha asegurado que este nuevo sistema permitirá controlar la pandemia y alertar de posibles subidas de incidencia, así como de la posible aparición de nuevas variantes. Además, tampoco será necesario que los contagiados asintomáticos o con síntomas leves guarden cuarentena.

La mascarilla en interiores, por contra, parece que seguirá siendo obligatoria. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha declarado tras la reunión que, pese a que desde su comunidad han propuesto la retirada de la mascarilla en interiores, desde el Ministerio se han negado. Ruiz Escudero ha asegurado que el tema sí se abordará, pero en la ponencia de alertas y la Comisión de Salud Pública, sin fecha pública por el momento.

Noticias relacionadas

Un cambio de estrategia, que defiende el Gobierno ante la menor letalidad del virus y los altos niveles de vacunación en España.