El precio medio de la electricidad baja por cuarto día consecutivo. | JAVIER BELVER

El precio de la luz cae por cuarto día consecutivo y este sábado se situará en los 246 euros/MWh. A pesar de que las cifras siguen en máximos históricos, esta es sin duda una buena noticia para el consumidor. Según los datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE), el precio de la electricidad de este sábado será el más bajo desde el pasado 25 de febrero, una jornada después del inicio de la invasión rusa de Ucrania, cuando el promedio fue de 240,13 €/MWh.

El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista bajará este sábado un 13,54 %, hasta los 246,05 euros el megavatio/hora (MWh), por lo que se aleja del máximo histórico registrado el 8 de marzo, cuando se alcanzaron los 544,98 euros/MWh en el marco de la espiral alcista del gas natural por el impacto de la guerra en Ucrania. En concreto, el precio medio del 'pool' para este sábado será 38,53 euros menor que los 284,58 euros/MWh de este viernes, según OMIE. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que los precios tienden a bajar en fin de semana debido a la caída de la demanda.

Por tramos horarios, el precio máximo de la luz para este sábado se dará entre las 20.00 horas y las 21.00 horas, con 292,91 euros/MWh, mientras que el mínimo, la ya conocida como hora valle, tendrá un precio de 195,15 euros/MWh, y se registrará entre las 14.00 y las 15.00 horas. Los precios del 'pool' repercuten directamente en la tarifa regulada --el denominado PVPC--, a la que están acogidos casi 11 millones de consumidores en el país, y sirven de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre.

Con la bajada de este sábado, el precio medio del 'pool' acumula cuatro jornadas consecutivas de descensos y recupera niveles similares a los registrados antes de la invasión rusa de Ucrania, que comenzó el pasado 24 de febrero. Antes de esa fecha, el precio máximo anual se registró el 17 de enero, cuando el precio medio del 'pool' se situó en 244,67. Sin embargo, también es cierto que en febrero y antes de la invasión el precio de la luz no superó los 211 euros/MWh. En ese sentido, los contratos de futuros del gas natural negociados en la plataforma holandesa TTF llegaron a cotizar este viernes a 140,5 euros/MWh, si bien luego se han ido moderando y han caído hasta los 134 euros. Estas cifras distan y cada vez se alejan más de las del lunes de esta misma semana, cuando a primera hora de la mañana se tocaron los 345 euros.

En esa línea, el día previo a la invasión rusa de Ucrania el precio del gas en España cotizaba por debajo de los 80 euros/MWh, mientras que hoy está en 118 euros/MWh, según los datos del Mercado Ibérico del Gas (Mibgas). De este modo, el registro de este sábado supone una reducción del 18 % frente a la cotización de la jornada anterior (143,9 euros/MWh) y un recorte del 45% frente a los 214,36 euros/MWh del pasado 8 de marzo. En comparación con hace justo un año, el precio del 'pool' para este sábado será un 512,67% superior a los 40,16 euros/MWh del 12 de marzo de 2021. Es decir, será algo más de seis veces más caro que hace un año.

El apunte

Topes en el precio de la electricidad

A pesar de la moderación del precio en las últimas cuatro jornadas, el precio medio del megavatio por hora en el mercado mayorista en lo que va de marzo se sitúa en 358,45 euros, es decir, casi 120 euros más que el promedio de diciembre de 2021, el hasta ahora mes más caro de la historia con 239 euros de media. La luz cerró 2021 como el año más caro de la serie histórica, con un precio medio de 111,93 euros/MWh debido a la espiral alcista registrada en el 'pool' en el segundo semestre. Sin embargo, en lo que va de 2022 el precio medio se sitúa entorno a los 227,64 euros, más del doble que el ejercicio anterior.

La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, celebró el miércoles en el Congreso que la Comisión Europea abra la puerta a introducir topes en el precio de la electricidad, considerando que «la mejor de las opciones» es acordar «a nivel europeo» medidas «suficientemente eficaces», pero sin descartar que el Gobierno español se adelante «si es imprescindible». En este sentido, habló de la posibilidad de dejar fuera el gas del mercado eléctrico y que se pagara «a través de un mecanismo de precio que reconoce el coste real» o «introduciendo un tope a las ofertas que se pueden presentar al mercado mayorista».

En todo caso, señaló que «la Comisión Europea ha pedido unos días para poder consultar y evaluar la mejor propuesta» y ha dejado claro que «se trata de medidas temporales, hasta tanto se hacen recomendaciones específicas sobre cómo alterar y hacer evolucionar las reglas generales del funcionamiento del mercado marginalista». Pese a que todas estas medidas para afrontar las consecuencias energéticas de la invasión rusa de Ucrania se debatirán en el Consejo Europeo de esta semana, desde el Ministerio para la Transición Ecológica esperan la concreción de medidas en el próximo Consejo Europeo, previsto para finales de mes, en torno a los días 24 y 25 de marzo.