Una mujer pasa ante una tienda de Zara. | Paco Campos - EFE - EFE

Comprar en Zara esta temporada de verano será más caro, ya que el grupo Inditex ha decidido subir sus precios en España, exactamente un 2 % para hacer frente a la inflación. El consejero delegado de Inditex, Óscar García Maceiras, ha precisado que se trata de subidas «selectivas» y no «masivas». Además, ha dejado claro que el objetivo es mantener la «alta calidad y precio razonable».

De cara a posibles incrementos de precios en próximas temporadas, García ha avanzado que «dependerán de la situación y serán, en todo caso, selectivas, no contemplamos subidas masivas». La intención es proteger los márgenes de beneficio de la empresa, al tiempo que ha destacado que durante este tiempo la política «ha sido de estabilidad de precios» y ha reiterado que la «mantenemos». Por su parte, el presidente de Inditex, Pablo Isla, ha reconocido que «evidentemente hay tensiones inflacionistas» y el grupo quiere «proteger los márgenes y al mismo tiempo ser muy selectivo, muy moderado y con mucha prudencia hacer los ajustes que sean necesarios».

Inditex gana 3.243 millones y aumenta un 36 % las ventas

Inditex registró un beneficio neto de 3.243 millones de euros en su año fiscal 2021-2022 (del 1 de febrero de 2021 al 31 de enero de 2022), lo que supone un incremento del 193 % respecto al ejercicio anterior, al tiempo que la ventas crecieron un 35,8 % hasta los 27.716 millones de euros. A tipo de cambio constante, estos ingresos superan en un 3 % a los de 2019 (-2 % desde el punto de vista contable), según ha anunciado este miércoles la compañía. De esta forma, el grupo fundado por Amancio Ortega casi triplica su beneficio respecto a 2020, si bien es un 10,8 % inferior al logrado en 2019, mientras que las ventas se sitúan un 2 % por debajo de los niveles prepandemia.

El presidente de Inditex ha destacado que tras dos años de pandemia, estos resultados demuestran la «gran capacidad de adaptación a cualquier circunstancia que caracteriza a todas las personas que integran esta compañía a través del compromiso y del talento». Por su parte, el consejero delegado de Inditex ha destacado que «el liderazgo demostrado por la compañía en la transformación digital de los últimos años sitúa a la firma en una posición inmejorable de cara al futuro para ofrecer la mejor experiencia en nuestra propuesta de moda de calidad y sostenible».

El año 2021, vinculado aún a la evolución de la pandemia de la COVID-19, ha demostrado, según la firma, la «gran capacidad de reacción» del modelo de negocio. Así, en el primer trimestre, por ejemplo, no se pudo disponer de un 24% del horario comercial de tiendas debido a las restricciones sanitarias, medidas que también hubo que adoptar en el último trimestre, cuando a mitad de diciembre apareció la variante ómicron. Sin embargo, en el momento en que la pandemia redujo su impacto, el consumo regresó a patrones muy positivos y, de esta forma, las ventas y beneficio del segundo y el tercer trimestre alcanzaron máximos históricos. En el cuarto trimestre de 2021 se registró un impacto único por Ómicron de 400 millones de euros debido a la disminución del tráfico en las tiendas, restricciones en la mayoría de los mercados y cierre en varios mercados. La venta 'online' alcanzó los 7.491 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14 % en 2021 sobre el incremento del 77 % en 2020, por lo que los ingresos 'online' alcanzan ya el 25,5 % del total de las ventas del grupo y se espera que supongan el 30% del total en 2024.

La compañía ha mantenido además un «robusto» margen bruto sobre ventas del 57,1 %, superior en 123 puntos básicos al de 2020 y que, por tanto, es el más alto de los últimos seis años. El beneficio operativo (Ebitda) alcanzó los 7.183 millones de euros y el beneficio de explotación (Ebit), los 4.282 millones, con crecimientos del 57,8% y del 184,2%, respectivamente. La capacidad de generación de caja tiene su reflejo, asimismo, en un crecimiento del 24% de la posición financiera neta, hasta los 9.359 millones de euros, lo que representa un nuevo máximo histórico, por encima de los niveles de 2019 previos a la pandemia, mientras que los fondos generados han sido de 4.900 millones de euros. Respecto al inicio del primer trimestre de 2022, la compañía ha señalado que la venta en tienda y 'online' entre el 1 de febrero y el 13 de marzo creció al 33% frente al mismo periodo del 2021 y un 21% frente a los máximos históricos pre-COVID de 2019.

Ventas en Rusia y Ucrania

En este período, las ventas de la Federación Rusa y Ucrania representaron aproximadamente 5 puntos porcentuales del crecimiento de las ventas. Asimismo, el consejo de administración propondrá a la junta de accionistas un dividendo de 0,93 euros por acción -un 33% más que en 2020-, compuesto por un dividendo ordinario de 0,63 euros y un dividendo extraordinario de 0,30 euros por acción. Este dividendo se distribuirá en dos pagos iguales: 0,465 euros el 2 de mayo de 2022 y 0,465 euros el 2 de noviembre de 2022. Adicionalmente, el consejo ha acordado establecer un dividendo extraordinario de 0,40 euros por acción para el ejercicio 2022, que se sumará al dividendo ordinario para ser distribuido a lo largo del año 2023.