El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez (c), acompañado del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara y la delegada del Gobierno, María Yolanda García Seco, durante su visita este lunes a la zona afectada por el incendio de la localidad de Casas de Miravete (Cáceres). | Ballesteros

15

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apelado este lunes a administraciones y partidos a hacer de las políticas medioambientales políticas de Estado para afrontar lo que considera una evidencia: «el cambio climático, mata». Sánchez ha hecho esta reflexión tras visitar junto al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, la zona del incendio en la localidad cacereña de Casas de Miravete que afectó al Parque Nacional de Monfragüe y que ha provocado que hayan ardido unas 3.000 hectáreas. Además de reunirse con los responsables del puesto de mando avanzado encargado de coordinar los trabajos de extinción, el jefe del Ejecutivo ha recorrido a pie un tramo cubierto de cenizas.

En una declaración a los periodistas, Sánchez ha subrayado que quería «trasladar una evidencia: el cambio climático mata». «Mata personas, mata nuestro ecosistema, nuestra biodiversidad y destruye los bienes más preciados del conjunto de la sociedad que se ve afectada por estos incendios, sus casas, sus negocios o su ganado», ha añadido. Por ello ha considerado necesario seguir reforzando la coordinación entre administraciones, un asunto que ha recordado que fue analizado en la última Conferencia de Presidentes celebrada en la isla de La Palma. Sánchez ha trasladado el compromiso de su Gobierno de continuar «plenamente volcado» en la prevención y extinción de todos los incendios. Unos incendios que ha dicho que, en lo que va de año, han destruido ya más de 70.000 hectáreas, casi el doble de la media de la última década.

Noticias relacionadas

Desde enero hasta ahora ha resaltado igualmente que España ha sufrido once grandes incendios, casi el doble también de los registrados en los últimos diez años como media. «Pese a la crisis energética que estamos viviendo por la guerra en Ucrania, no podemos desviarnos de nuestro compromiso con la mitigación y adaptación al cambio climático, porque todas estas olas de incendios tienen detrás olas de calor provocadas por la emergencia climática que está viviendo el planeta», ha asegurado. Tras insistir en que estos incendios son «el ejemplo más elocuente» de ese cambio climático, es cuando ha pedido a administraciones y partidos que colaboren para hacer de las políticas medioambientales políticas de Estado porque es un asunto que trasciende las legislaturas.

Sánchez ha aprovechado para pedir a los ciudadanos la máxima precaución ante la ola de calor y ha recordado a los fallecidos a consecuencia de ella. Asimismo, ha expresado sus condolencias por el fallecimiento del brigadista de la Junta de Castilla y León Daniel Muñoz, que falleció en el incendio forestal de la provincia de Zamora. «Él representa a muchísimos trabajadores que en los servicios locales y autonómicos y en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, ongs y fuerzas armadas luchan diariamente en primera línea de fuego para tratar de evitar el desastre que provocan los incendios», ha añadido. Sánchez se desplazó desde Casas de Miravete a Navalmoral de la Mata para presidir la presentación del proyecto de la gigafactoría de baterías, y por la tarde participará junto al rey en el viaje inaugural de lo que se considera el primer paso del tren de alta velocidad en Extremadura.