La entrada del colegio mayor Elías Ahuja, que se encuentra inmerso en una polémica a causa de unas imágenes difundidas de un cántico machista. | Rodrigo Jiménez

España se ha levantado en la mañana del jueves con las polémicas imágenes del domingo 2 de octubre del colegio mayor Elías Ahuja, en las que una serie de residentes vitoreaban y entonaban un cántico que ha dejado a la sociedad española indignada. «Putas, salid de vuestras madrigueras, conejas. Sois unas putas ninfómanas. Os prometo que vais a follar todas en la capea», se escuchaba en el patio del recinto, dirigido a las chicas del colegio mayor Santa Mónica, al que las chicas contestaban. Estas palabras han generado una crispación generalizada y diferentes cargos políticos han condenado las imágenes.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha lanzado un mensaje a través de Twitter en el que ha calificado de «absolutamente repugnantes» estos comportamientos. «No podemos tolerar estos comportamientos que generan odio y atentan contra las mujeres», ha continuado en su mensaje. Para el líder socialista es, además, «especialmente doloroso ver que los protagonistas son personas jóvenes». Posteriormente, en declaraciones a la prensa, ha hecho un «llamamiento» a todos los partidos políticos y a los medios de comunicación para dar «una respuesta unitaria de rechazo» a estos comportamientos machistas.

Noticias relacionadas

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha calificado de «comportamiento absolutamente intolerable» los gritos machistas de alumnos residentes del colegio mayor Elías Ahuja, en Madrid, contra otras estudiantes y garantiza que las políticas de igualdad «no se van a parar». Por su parte, la ministra de Igualdad, Irene Montero ha seguido con un discurso muy parecido al de Sánchez y lo ha calificado como «cultura de la violación» los gritos machistas ocurridos en un colegio mayor de Madrid, y ha explicado que estos comportamientos se «curan» con educación sexual. «¿No creen señorías que estos jóvenes podrían haber aprendido otro tipo de cultura sexual», ha preguntado la ministra a la Cámara. A su juicio, esto es «cultura de la violación», «terror sexual» y un uso de «la intimidación y el miedo» para que las mujeres no tengan «margen de decidir».

El líder de la oposición y del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoó también se ha sumado a las críticas y considera es algo «inadmisible» y ha pedido trabajar para acabar con estas «actitudes machistas intolerables». «En vez de salir ellas de una madriguera lo que tienen que hacer es dejar ellos la caverna», ha manifestado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter. Cuca Gamarra, secretaria general del PP, ha usado términos similares para calificar las imágenes que están circulando por toda la geografía española. «no tienen cabida ni justificación en la sociedad española» porque reflejan un «repugnante machismo», ha dicho.