El vicepresidente catalán, Jordi Puigneró, y Pere Aragonès. | Efe | BARCELONA

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, se ha mostrado convencida este miércoles de que el «bloqueo» impuesto por el PP a la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no afectará a la negociación sobre la reforma del delito de sedición. En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Govern, Plaja ha arremetido contra el PP por boicotear la renovación del CGPJ utilizando como «excusa» la negociación que llevan a cabo la Generalitat y el Ejecutivo central para «desjudicializar» la política catalana. «Quienes durante años han destinado más esfuerzos y recursos a judicializar toda la actividad política son los mismos que ahora bloquean la renovación del principal órgano judicial del Estado español», ha denunciado.

Según Plaja, los populares «siguen utilizando el poder judicial como un instrumento a su servicio, para sus propios intereses». «Ya ni se esconden, lo utilizan como arma partidista, politizan la justicia para ponerla a su servicio, no tienen ninguna vergüenza por saltarse sus propias normas», ha añadido. Sin embargo, ha asegurado que "esto no tendrá ningún efecto en la negociación que hay en marcha en estos momentos" entre la Generalitat y el Gobierno del Estado.

Por otra parte, después de que el expresidente catalán Carles Puigdemont haya rechazado cualquier «beneficio personal» mediante una reforma del delito de sedición, Plaja ha expresado el «máximo respeto por sus opiniones y posicionamientos». Plaja ha recalcado que "lo que busca el Govern de Cataluña en la mesa de negociación es iniciar un proceso de desjudicialización que permita conseguir soluciones globales para todos, sin hacer diferencias«. »No se busca nunca ninguna solución personal«, ha insistido Plaja, que ha afirmado que todo lo que respecta al caso de Puigdemont »lo decidirá el propio president Puigdemont".