Óliver vuelve a sonreír | @lenaarca

Óliver ha recuperado la sonrisa. Después de pasar un infierno de 20 días, el pequeño de dos años sigue evolucionando de manera positiva tras su operación el miércoles 2 de noviembre, en la que los médicos del Hospital Sant Joan de Déu consiguieron extirparle el 90 % del tumor que padece el niño. Según apunta su madre es más de lo esperado, ya que no imaginaban poder llegar a eliminar casi la totalidad del cáncer.

Ahora, el pequeño Óliver ha vuelto a la habitación a la espera de los resultados de la biopsia para escoger el tratamiento correcto para eliminar el tumor de su cabeza lo más rápido posible. Por su parte, el luchador de dos años sigue mejorando día a día. Vuelve a hablar, a escuchar música, a jugador con sus coches y a sonreír. Poco a poco, tras salir de la UCI, en la que tuvo que permanecer unos días, el estado de Óliver ha mejorado de manera clara.

Su madre, Lena Arca, a través de Instagram está actualizando la situación siempre que puede y en esta ocasión ha publicado unas fotografías en las que sonríen y se les ve llenos de pegatinas. Tras verse atrapados en México sin ninguna alternativa, la situación ha cambiado radicalmente desde la llegada del empresario español que les abrió un halo de luz para llegar a Barcelona para poder agarrarse a la vida con la cirugía, que por el momento, está cumpliendo con lo necesario.

Noticias relacionadas

En las próximas semanas se decidirá que tratamiento llevar a cabo para poder tener controlado el tumor, pero por el momento, lo importante es ver a Óliver jugar, escuchar música y sonreír fuera de pelgro.