La ministra de Defensa, en una reciente visita al Batallón de Helicópteros de Maniobras III, con base en Agoncillo. | Efe

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, aseguró este martes que España podrá entrenar a 2.400 militares ucranianos al año, en el marco de la misión europea de formación de unos 15.000 efectivos de la antigua república soviética. «Nosotros hacemos un ofrecimiento de un total de 400 militares cada dos meses. Quiero decir que el ofrecimiento, la capacidad que tenemos, será de unos 2.400 militares al año en España. Este es el ofrecimiento, la capacidad total que tenemos», declaró Robles a su llegada a la reunión de ministros de Defensa de la Unión Europea que se celebra en Bruselas.

En ese sentido, precisó que la academia militar de Toledo, que Robles visitará «el próximo domingo», se ha «adecuado» para que los soldados ucranianos «puedan estar alojados y puedan tener las condiciones de vida adecuadas». «La oferta es una oferta abierta con la posibilidad de incrementarla si fuera necesario y lo que me importa más siempre remarcar es que nosotros estamos muy abiertos a todo aquello que nos pida tanto la OTAN como, en este caso, la Unión Europea», expuso. Robles destacó que España ya ahora está entrenando «en total a unos 112 militares ucranianos».

«Diecinueve ya se han entrenado en Zaragoza y han vuelto a su país y, en este momento, tenemos a veintiuno que están en Almería, 64 que han llegado a Toledo y otros cinco que están en Madrid», enumeró. Subrayó que la formación militar es «una manera muy importante en este momento de ayudar a la legítima defensa de Ucrania». «España siempre ha sido un aliado que ha estado en todas las misiones de la Unión Europea y entendemos que esta misión es una misión importante, precisamente, para ayudar a Ucrania», dijo.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea aprobaron este lunes el inicio de la misión de entrenamiento militar al Ejército ucraniano, con la que esperan formar a 15.000 soldados en territorio comunitario durante los próximos dos años. Con esta misión, que contará con un presupuesto de 106,7 millones de euros y tendrá su cuartel general en Bruselas, los países de la UE pretenden complementar el entrenamiento que países como España, Alemania o Países Bajos, así como otros socios internacionales, ya realizan de forma individual.

En concreto, proporcionará formación individual, colectiva y especializada al Ejército ucraniano, incluidas sus Fuerzas de Defensa Territorial, y coordinará las actividades de adiestramiento impartidas por los Estados miembros. Fuentes comunitarias advirtieron, no obstante, de que el entrenamiento empezará en dos semanas aproximadamente. Por otro lado, sobre la reducción de efectivos en la misión militar de la UE en Mali, Robles afirmó que España «siempre ha estado firmemente comprometida con Mali porque nosotros creemos que la presencia de la Unión Europea en el Sahel y, en concreto, en Mali, es una presencia esencial y muy importante en este momento para la estabilidad de la zona y para luchar contra el terrorismo».

«En todo caso, obviamente, la misión en Mali es una misión de la Unión Europea en la que España tiene una aportación muy importante. La previsión que hay es que la Unión Europea reduzca su participación en Mali y España reduciría también su participación proporcionalmente al número total que se reduzca, pero en todo caso, dentro de esa reducción de la UE que, por tanto, conllevará la reducción española», explicó. Robles insistió en que España «hace una apuesta inequívoca por la presencia de la UE en el Sahel». «Nosotros en Mali, pero hoy creo que también vamos a hablar sobre la posibilidad de que haya una misión en Níger y, en este caso, España aportaría probablemente la presencia de oficiales de enlace, pero la prioridad para España sigue siendo la presencia, con el número que la UE nos diga, en Mali», transmitió.