El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y la presidenta de Internacional Socialista de Mujeres, Ouafa Hajji, durante la inauguración del XXII Congreso de la Internacional Socialista de Mujeres, este martes, en Madrid. | MARISCAL

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reivindicado este martes la ley de garantía integral de la libertad sexual, conocida como ley del 'sólo sí es sí' como instrumento para que «nunca más una víctima sea cuestionada», ha señalado. En su intervención durante la apertura del XXII Congreso de la Internacional Socialista de Mujeres en la sede del partido en Ferraz, Sánchez ha defendido que la ley tiene como principal objetivo reforzar la libertad de las mujeres frente a las agresiones y que «nunca más una víctima sea cuestionada», ha afirmado. Así, ha indicado que esta es la finalidad de la política feminista del Gobierno que sigue un largo recorrido seguido «por todas las mujeres de la sociedad civil».

Sánchez ha señalado además que esta lucha por los derechos de las mujeres se libra «en las leyes que hay que promulgar» pero también «en una conciencia que debe nacer en las familias, las escuelas, y los entornos donde desarrollamos nuestras vidas», ha indicado. «Por una sensibilidad que debe escribirse con nuevas palabras que sí sepan nombrar una de las lacras más cruentas de nuestro tiempo, la violencia machista», ha continuado el jefe del Ejecutivo. Previamente Sánchez había defendido otras leyes que rigen en España en materia de Igualdad y señalado que somos un país «avanzado» en este ámbito. Así ha mencionado normas como la Ley Integral de la Protección de la Infancia, la norma que regula la igualdad retributiva entre hombres y mujeres y la que equipara los permisos de paternidad y maternidad, así como la renovación del Pacto de Estado contra la violencia de género que suscriben todos los partidos, menos la «ultraderecha», según ha indicado.

En esta misma línea ha añadido que la acción del actual Gobierno toma el relevo de las mujeres que pelearon por la aprobación de la ley de interrupción voluntario del embarazo en 1985 o la Ley de Igualdad de 2007. «Un país pionero en Igualdad y una referencia que acompaña no solo con palabras sino con hechos nuestro compromiso feminista», ha expresado. Además, a defendido que en los Presupuestos Generales del Estado para 2023 que están a punto de aprobarse en el Congreso de los Diputados, la partida destinada al Ministerio de Igualdad asciende a 573 millones de euros, frente a los 183 que destinaba la «anterior administración conservadora», ha señalado en referencia al PP.