El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro rumano, Nicolae Ciuca, presiden la primera cumbre bilateral con la que se inauguran este tipo de encuentros tras 140 años de relaciones diplomáticas y en la que la guerra en Ucrania será uno de los temas centrales. | Efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el primer ministro de Rumanía, Nicolae Ciuca, han acordado hoy la creación de un grupo de trabajo que estudiará soluciones para la doble nacionalidad de los miembros de la comunidad rumana en España. Este ha sido uno de los principales acuerdos de la primera Cumbre hispano-rumana que se ha celebrado este miércoles en Castelló y en la que han participado también doce ministros de ambos gabinetes.

En la declaración conjunta acordada se destaca la «vasta y dinámica comunidad rumana que vive en España, que contribuye desde hace décadas a su cohesión social y desarrollo económico, manteniendo al mismo tiempo su propia identidad». Es por ello, que se ha decidido dar un paso más para permitir que los ciudadanos rumanos en España -que son 1,1 millones de residentes- puedan gozar también de la nacionalidad española sin perder la suya. Sánchez ha agradecido a los residentes rumanos en España su contribución al desarrollo, prosperidad y cohesión de España y al mismo tiempo Ciuca ha agradecido su integración en la sociedad española.

El primer ministro rumano ha asegurado que el grupo de trabajo que se ha creado para contribuir a generar un marco legal para conceder la doble ciudadanía es «testimonio de cómo el Gobierno de España valora la relación con el Estado Rumano y de cómo aprecian a los rumanos» que viven aquí. En España la doble nacionalidad solo está acordada en Europa con Portugal y Francia, ha recordado Sánchez. La cumbre celebrada hoy, la primera tras 140 años de relaciones diplomáticas entre ambos países, ha servido para consolidar la buena relación existente y ha marcado el camino para seguir profundizando los lazos especialmente en los temas estratégicos compartidos en el seno de la UE y la OTAN.

La guerra en Ucrania ha sido también uno de los temas centrales de la reunión entre Sánchez y Ciuca, quienes han mantenido una larga conversación sobre la solución a este conflicto y han coincidido en que la unidad y la solidaridad deben ser las bases para hacer frente a la agresión Rusia en Ucrania. En concreto los dos países han ratificado su apoyo pleno y sin fisuras a la soberanía e integridad territorial de Ucrania y se han comprometido a establecer bilateralmente las formas y los medios para garantizar la existencia de corredores seguros para las exportaciones agrícolas.

También han expresado su apoyo a los corredores de solidaridad entre la UE y Ucrania y su preocupación por la situación humanitaria que se vive, especialmente ahora con la llegada del frío. En materia de defensa, España ha adelantado que enviará la próxima semana ocho cazas F18 que se unirán al radar ya instalado y a la participación en la policía aérea del Mar Negro dentro de su colaboración militar en Rumanía en el marco de la OTAN. La difícil situación que se vive en Moldavia, con un IPC desbocado, ha sido también abordada por ambos mandatarios, quienes han señalado que trabajarán en el contexto de la UE para garantizar que este país, candidato a la adhesión, reciba un apoyo pluridimensional adecuado.

El presidente español ha mostrado además su apoyo a la incorporación de Rumanía al espacio Schengen y ha asegurado que España es «un aliado tradicional» de Rumanía en esta causa porque no hay razones técnicas que lo impidan. En este sentido el primer ministro rumano ha señalado que su país ha cumplido «hace mucho tiempo con las condiciones y requisitos» para entrar en el espacio Schengen y se ha mostrado abierto al diálogo para que «quienes tengan dudas reciban cuanta información necesiten».

Ambos países han mostrado su apoyo a una OTAN «fuerte y solidaria», centrada en la plena aplicación del Concepto Estratégico aprobado en Madrid y, en especial, en la consolidación de la disuasión y la defensa en el flanco oriental, al tiempo que han acordado garantizar su contribución a una defensa colectiva basada en un enfoque de 360 grados.

En referencia a la aparición del primer ministro húngaro, Victor Orban, con una bufanda en la que aparece un mapa de la «Gran Hungría» -con partes de Rumanía y Ucrania como territorio húngaro- en un partido de fútbol, Sánchez ha señalado que España «siempre ha estado al lado del Estado de derecho» y ha insistido: «Siempre vamos a estar al lado de los valores de la UE». Por su parte, Ciuca ha asegurado que no es la primera vez que se observan «este tipo de salidas de tono», y ha evitado entrar «en ese juego», pero ha indicado que es necesario «respetar las normas del juego y del Estado de derecho». Se han firmado además siete memorandos de entendimiento en materia de trabajo y protección social; sobre cooperación en materia de formación diplomática; agricultura y desarrollo rural; cooperación cultural y sanidad.