La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante la última jornada de debate y votación de los presupuestos en el pleno del Congreso, este jueves. | Efe

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado este jueves que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y otros dirigentes del PP han hecho «muchas veces» declaraciones como las que profirió este miércoles en el pleno del Congreso la diputada de Vox Carla Toscano y que provocó una bronca en el hemiciclo. «Si ayer se pudo pasar el límite es porque esta diputada de extrema derecha con impunidad creyó que podía saltarse el límite porque en los últimos días estábamos viviendo muchas expresiones que estaban rozando ese límite -ha dicho en los pasillos del Congreso-».

«Las mismas declaraciones que hizo Carla Toscano ayer las ha hecho muchas veces Ayuso y otros dirigentes del PP». A su juicio, la violencia política es una estrategia para impedir los avances democráticos y no ataca solo a quien esta en primera línea sino que hace cuestionar los avances feministas, la capacidad de las feministas para hacer leyes y la capaicdad democratizadora del movimiento feminista.

Noticias relacionadas

«Aunque yo también ayer estaba emocionada, lo que hacemos es seguir adelante, recordarles que somos más los que defendemos los derechos feministas, los que defendemos la democracia y que no vamos a tolerar ni permitir que la mentira, el bulo y la violencia política sea la estrategia de la derecha y de la extrema derecha», ha añadido. En cualquier caso, se ha mostrado muy preocupada por el «nivel de violencia política» al tiempo que agradecida en lo personal a toda la gente que en los últimos diez días, ayer y hoy han alzado la voz para denunciar la violencia política y solidarizarse.

«En este caso conmigo, pero creo que también se va a traducir en acciones políticas para defender que las mujeres que hacemos política y que estamos defendiendo la democracia y los derechos feministas tenemos todo el derecho a estar aquí y a defender un país mejor», ha asegurado.

Así, ha expresado su deseo de que se pueda concretar «toda esta indignación» ante la violencia política en que cese esa violencia y en no dar más «chance» a la derecha y a la extrema derecha para que «sigan con una campaña de bulos, de mentiras, de difamación y de violencia política». En este sentido, ha pedido a las instituciones, a los «poderes mediáticos» y a la sociedad en su conjunto que dejar de «normalizar blanquear y naturalizar» la violencia política y el «intento de desrtrucción de la vida personal y el escrutinio de la vida privada». «Eso no forma parte del juego democrático», ha sentenciado.